MONICIONES FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA – CICLO “A”

MONICIONES DE ENTRADA
¡Felicidades a todos en este día de la Sagrada Familia! Durante esta preciosa temporada de Navidad, la iglesia nos invita a fijar nuestra atención en la escuela humana del amor: La Familia. Las lecturas nos describen las características que debe tener toda familia cristiana. El Evangelio nos recuerda que la Sagrada Familia no estuvo libre de dolor. La sagrada Familia tuvo problemas, entre otros, el tener que abandonar su país.

Con espíritu humilde, con mucha alegría y con el gozo de sabernos acompañados por Jesús, recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre  [….]

 
MONICION PRIMERA LECTURA
La primera lectura nos presenta un comentario sobre el cuarto mandamiento de Dios. Se subraya el agradecimiento humano y religioso que los hijos deben tener a sus padres y los efectos religiosos y humanos para los que honran a sus padres. Escuchemos con atención.

 

Salmo 127:   Dichoso el que teme al Señor

 

MONICION SEGUNDA LECTURA
Como a pueblo de Dios, San Pablo nos exhorta a manifestar a todos “la misericordia entrañable, la bondad, la humildad, la dulzura, la comprensión, el amor y la paz de Cristo.” Él nos dio ejemplo y, también la gracia para poder practicar estas virtudes en nuestra familia. Escuchemos con atención.

† Lectura del santo Evangelio según san Mateo (2, 13-15. 19-23)

 

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Al celebrar hoy la solemnidad de la Sagrada Familia de Jesús, María y José, pidamos a Dios por la gran familia humana y digamos juntos:
“Sagrada Familia, intercede por nosotros”

Por el Papa Francisco, por nuestro obispo y sacerdotes y por todos los pastores de la Iglesia: para que sean incansables mensajeros de la verdad y testigos de la paz, al servicio del pueblo de Dios.…Roguemos al Señor.
“Sagrada Familia, intercede por nosotros”

Para que los pastores del Pueblo de Dios sean generosos dispensadores de su amor y en nuestras familias se susciten nuevas vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada… Roguemos al Señor.
“Sagrada Familia, intercede por nosotros”

Para que el ejemplo de unidad de la familia de Nazaret fortalezca los vínculos de las familias cristianas, los restablezca donde se han roto y bendiga con amor a los matrimonios que celebran sus bodas de plata o de oro…Roguemos al Señor.
“Sagrada Familia, intercede por nosotros”

Para que la Sagrada Familia interceda por los que se ven obligados a huir de su patria…. Roguemos al Señor.
“Sagrada Familia, intercede por nosotros”

Para que el Señor suscite en las familias cristianas jóvenes dispuestos a preparar con su noviazgo puro y generoso, nuevos hogares al estilo del de Nazaret…Roguemos al Señor.
“Sagrada Familia, intercede por nosotros”

Para que, sintiéndonos miembros de la gran familia de Dios, promovamos el amor y la solidaridad dentro de nuestra comunidad y hacia los más pobres… Roguemos al Señor.
Sagrada Familia, intercede por nosotros”

Celebrante:
Te ofrecemos, Señor, este sacrificio de reconciliación, y te pedimos humildemente que, por la intercesión de la Virgen Madre de Dios y de san José, fortalezcas nuestras familias en tu gracia y en tu paz. Por Jesucristo, nuestro Señor..
Amén

Moniciones – Primer Domingo de Adviento Ciclo A

MONICIONES DE ENTRADA

Sean todos bienvenidos a este primer domingo de adviento, empieza la Iglesia un nuevo año litúrgico. Con la primera venida de Cristo, su muerte y resurrección y por medio de nuestro bautismo hemos entrado en la etapa final de nuestro caminar hacia Dios, etapa que no se consumará hasta la venida final de Cristo.

Con espíritu humilde y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA

Esta lectura está tomada del libro del profeta Isaías. El profeta ve que todos los pueblos vendrán a Sión, que simboliza la Iglesia actual, para que escuchen las enseñanzas del Señor y obedezcan su palabra. Si caminamos a la luz del Señor, nos realizaremos como fruto del Señor y habrá paz universal.

 

Salmo 121: Vayamos con alegría al encuentro del Señor.

 

MONICION SEGUNDA LECTURA

Nosotros los cristianos vivimos una vida de tensiones; vivimos en la presente vida de pecado y oscuridad y también en la nueva época de gracia y luz. San Pablo, en su carta a los romanos, nos exhorta a despertar del sueño porque nuestra salvación está más cerca que cuando empezamos a creer.

 

Evangelio †:  † Lectura del santo Evangelio según san Mateo (24, 37-44)

 

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Vigilantes ante la próxima llegada del Mesías, elevemos nuestras oraciones a Dios para que nos prepare a vivir el «encuentro» con su enviado, y para que el mundo entero lo reconozca como el esperado de los tiempos, el libertador. Digamos:
Ven, Señor.

Para que la Iglesia salga al encuentro del Señor que viene anunciando con su vida y testimonio la Buena Noticia de la salvación y acogiendo en su seno a todos los hombres de buena voluntad. Oremos al Señor que vive.
Ven, Señor.

Para que la esperanza en nuestro Salvador que viene, avive en todos los corazones el deseo de construir, desde la entrega de la propia vida, el reino de la justicia y de la paz. Oremos al Señor, nuestro Dios.
Ven, Señor.

Para que fijos nuestros ojos en la promesa de la liberación definitiva, no nos cansemos de dar testimonio de la alegría que brota de sabernos salvados por
un Dios cercano, que nos ofrece la posibilidad de vivir una vida nueva. Oremos al Dios de la historia.
Ven, Señor.

Para que cuantos sufren a causa de la guerra, el hambre o la marginación, encuentren en los discípulos del Dios que viene el consuelo y el apoyo que
necesitan para no desesperar. Oremos al Dios de la paz.
Ven, Señor.

Para que este tiempo de adviento sea para nuestro mundo un tiempo de transformación, de compromiso y de preparación para recibir a Jesús presente en cada hombre. Oremos a Cristo nuestro hermano.
Ven, Señor.

Celebrante:
Gracias, Padre, porque siempre nos escuchas; mira con piedad nuestras súplicas confiadas, modela nuestros corazones para acoger tu próxima venida, y haz que un día te contemplemos cara a cara y cantemos con los santos tus grandezas. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

Moniciones Solemnidad Señor Jesucristo, Rey del Universo – Ciclo C

MONICIONES DE ENTRADA
Hoy celebramos la fiesta de la Solemnidad de  Jesucristo rey del universo y ya que celebramos el día del Señor, alabemos al que es el rostro misericordioso del Padre celestial.

Hoy nuestra santa misa es en especial por nuestros enfermos. La enfermedad y el sufrimiento, se han contado siempre entre los problemas mas graves que aquejan la vida humana, y donde el hombre experimenta muchas veces su impotencia y sus límites. La Iglesia cree y confiesa que existe un Sacramento, instituido por Cristo, destinado a reconfortar a los atribulados por la enfermedad: La Unción de los Enfermos. Hoy celebramos este Sacramento, Cristo medico del cuerpo y del alma, dará la gracia necesaria, para afrontar tan difícil situación

Nos ponemos de pie por favor y con espíritu humilde y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

 
MONICION PRIMERA LECTURA
La primera lectura de hoy está tomada del segundo libro de Samuel. David, el rey ideal, bajo cuyo liderato se unieron todas las tribus israelitas, es la figura del Mesías prometido. La descendencia del rey es Cristo, quien es uno con su iglesia.

Salmo 121: Vayamos con alegría al encuentro del Señor

 
MONICION SEGUNDA LECTURA
Este pasaje de la carta de Pablo a los colosenses es probablemente un himno bautismal. San Pablo aquí afirma la realeza de Cristo sobre el mundo creado. Cristo es cabeza de la iglesia y de toda creación.

† Lectura del santo Evangelio según san Lucas (23, 35-43)

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Confiando en la misericordia de Dios, nuestro Padre, que por medio de su hijo nos concede lo que necesitamos para el bien de la Iglesia y de todos
nuestros hermanos enfermos, presentémosle confiadamente nuestras súplicas diciendo: Padre, en Ti confiamos..

Por la Iglesia Por la Iglesia: para que asuma su vocación maternal y así acoja en su seno a todas las familias y a sus enfermos; y sea una verdadera familia para los que carecen de ella…Roguemos al Señor.
Padre, en Ti confiamos..

Por nuestras familias, marcadas por el sufrimiento a causa del hambre o de la enfermedad: para que descubran en el Cristo de la cruz un modelo para afrontar las dificultades…Roguemos al Señor.
Padre, en Ti confiamos.

Por nuestros hermanos enfermos: para que, experimentando el misterio del dolor, sientan también la presencia cercana y maternal de la Virgen.…Roguemos al Señor.
Padre, en Ti confiamos..

Por las familias de los enfermos, los profesionales, los voluntarios, y todos aquellos que les atienden y cuidan, para que reciban la fuerza de María y se conviertan para nosotros en un ejemplo de acompañamiento… Roguemos al Señor.
Padre, en Ti confiamos.

Por nuestra comunidad cristiana, nuestra parroquia: para que se muestre siempre cercana a las necesidades de las familias con miembros enfermos y sea un verdadero hogar de acogida, acompañamiento y servicio para ellas.…Roguemos al Señor.
Padre, en Ti confiamos.

Celebrante: Escucha, Padre, nuestra oración y danos un corazón compasivo como el de María, para que nos mostremos siempre más atentos a las necesidades de nuestros hermanos que sufren y nos comprometamos, sin miedo, a acompañarles en su enfermedad. Por Jesucristo, nuestro Señor
Amen

Moniciones XXXIII Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo C

MONICIONES DE ENTRADA
Sean todos bienvenidos. Reciban nuestro más afectuoso saludo a la Eucaristía del Trigésimo Tercer Domingo del Tiempo Ordinario. Esta eucaristia es especialmente para las familias.

La Familia de Jesús, pasó por muchos y graves apuros. No todo fue color de rosa. Jesús nació lejos de su hogar y en una Cueva. Su familia tuvo que emigrar a Egipto por que el rey Herodes lo queria matar. En esta Celebración, vamos a tener un recuerdo y una oración por todas las familias, para que todas vean un rayo de luz al final del túnel de sus preocupaciones y aprietos.

Con espíritu humilde, con mucha alegría y con el gozo de sabernos acompañados por Jesús, recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre  [….],

MONICION PRIMERA LECTURA
El profeta Malaquías nos habla del Día de Yavé, o sea, de la manifestación de Dios en los “últimos tiempos”. Dice que será un día de castigo para los injustos, pero para los justos “brillara el sol de la justicia.” Escuchemos.

Salmo 97: Toda la tierra ha visto al Salvador

 
MONICION SEGUNDA LECTURA
San Pablo, teme que el anuncio del fin del mundo llame tanto la atención a los de Tesalónica que éstos se despreocupen de sus deberes temporales. Por eso les exhorta a la paciencia, a la perseverancia en la fe en la tribulación y en las adversidades. Escuchemos.

 

† Lectura del santo Evangelio según san Lucas (21, 5-19)

 

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Padre de amor, cuando celebramos la Eucaristía, recordamos a nuestra familias y a todas las familias del mundo que están necesitadas de nuestro cariño, ayuda y comprensión. Pidamos por ellas diciendo: Señor, dependemos de tu misericordia
 
Por el Papa, oh Dios misericordioso y eterno, nuestro Pastor y Guía, mira con amor al Papa Francisco tu siervo, a quien elegiste como sucesor de san Pedro y pastor de tu rebaño y todas las famloias del mundo…Roguemos al Señor.
Señor, dependemos de tu misericordia.

Te pedimos por los que no tienen una familia como la nuestra, para que encuentren en nosotros el cariño familiar que les falta.…Roguemos al Señor.
Señor, dependemos de tu misericordia.

Te pedimos por todos los que se encuentran lejos de sus familias, para que encuentren pronto la alegría del retorno al hogar…Roguemos al Señor.
Señor, dependemos de tu misericordia.
 
Te pedimos por las familias que viven entre dificultades, para que no pierdan la esperanza y afronten los problemas unidos…. Roguemos al Señor.
Señor, dependemos de tu misericordia.

Te pedimos por nuestras familias aquí reunidas, para que al escuchar con renovada Fe, la Palabra de Dios, nos haga capaces de Misericordia y amor entre nosotros… Roguemos al Señor.
Señor, dependemos de tu misericordia

Celebrante:
Dios y Padre nuestro, que quisiste que tu Hijo naciese en el seno de una familia del pueblo, concédenos ser humildes y sencillos, como María y José. Así, nuestras vidas y nuestras familias serán de tu agrado. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amen.

Moniciones XXXII Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo C

MONICIONES DE ENTRADA
Sean todos bienvenidos a la celebración de la Eucaristía en este Trigésimo Segundo Domingo del Tiempo Ordinario. Hoy Jesucristo nos va a hablar de vida eterna y de la Resurrección de todos, siendo Él el primero.

Con espíritu humilde, con mucha alegría y con el gozo de sabernos acompañados por Jesús, recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre  [….],

MONICION PRIMERA LECTURA
La primera lectura pertenece al capítulo 7 del Libro de los Macabeos y narra el martirio que siete hermanos sufrieron por confesar y no negar al único Dios verdadero.

 

Salmo 16: Al despertar, Señor, contemplaré tu rostro.

 

MONICION SEGUNDA LECTURA
La epístola de hoy nos presenta a San Pablo preocupadísimo por las dificultades que sufren los cristianos de Tesalónica. Pablo sugiere que no debe haber temor ante los Tiempos Últimos porque tenemos la fuerza de Dios que nos lleva a obrar y hablar bien.

 

† Lectura del santo Evangelio según san Lucas (20, 27-38)

 

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante: Con la gracia del Espíritu Santo que inspira nuestra oración, pidamos llenos de confianza y digamos con fe: ¡MUESTRANOS TU MISERICORDIA SEÑOR!

Por el Papa Francisco, a quien has querido poner a la cabeza de tu Iglesia.
Concédele, te rogamos, la gracia de edificarla con su palabra y su ejemplo. ….Roguemos al Señor…
¡ Muéstranos tu misericordia, Señor!

Por la Iglesia, para que en nuestras parroquias, comunidades, asociaciones y movimientos, y dondequiera que haya cristianos, los hombres puedan encontrar un oasis de misericordia…Roguemos al Señor…
¡ Muéstranos tu misericordia, Señor!

Por pobres y necesitados, pidamos saber recibir al extranjero y vestir al desnudo. Roguemos al Señor…
¡ Muéstranos tu misericordia, Señor!

Para que los jóvenes que se preparan para el sacerdocio o la vida religiosa vivan muy unidos a Jesús a fin de poder dar testimonio de Él en nuestro mundo. Roguemos al Señor.
¡ Muéstranos tu misericordia, Señor!

Por Nosotros, para que el anuncio de la Misericordia de Dios, alcance nuestra mente y muestro corazónRoguemos al Señor.
¡ Muéstranos tu misericordia, Señor!

Celebrante:
Tú, que eres la resurrección y la vida, escucha las oraciones de tu Iglesia, fortalece nuestra esperanza y danos un día parte en tu Reino. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén

Moniciones XXXI Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo C

MONICIONES DE ENTRADA
Sean todos bienvenidos a este Trigésimo Primer domingo de tiempo ordinario. Una vez más la palabra de Dios nos habla de la presencia y el amor de Dios hacia nosotros. La sabiduría en el viejo testamento, poco a poco, reveló esa presencia reconciliadora. Cristo, como Hijo del Padre quien buscó y salvó a los pecadores, manifestó de esta manera el gran amor misericordioso de Dios.

Con espíritu humilde, con mucha alegría y con el gozo de sabernos acompañados por Jesús, recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre  [….],

MONICION PRIMERA LECTURA
El libro de la Sabiduría nos presenta a Dios actuando en la historia con inmenso poder y a la vez con gran compasión y misericordia. Como un padre, Dios corrige al pecador para que se aparte del mal y crea en El y viva.

 

Salmo 144:  Bendeciré al Señor eternamente

 

MONICION SEGUNDA LECTURA
La segunda lectura de hoy nos presenta a San Pablo orando por los fieles de Tesalónica. En su corazón, Pablo pide que sean fieles a su vocación cristiana para que así se manifieste la gloria de Dios.

† Lectura del santo Evangelio según san Lucas (19, 1-10)

 

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Con los ojos de la Fe, fijos en nuestro Padre Misericordioso, supliquemos juntos, y digámosle con fe: “Dios compasivo y misericordioso, ten piedad de nosotros”

Por la iglesia, para que la Iglesia, Esposa de Cristo haga suya el comportamiento misericordioso de Cristo, que sale a encontrar a todos, sin excluir a nadie… Roguemos al Señor.
Dios compasivo y misericordioso, ten piedad de nosotros

Por los gobernantes, para que agoten todos los esfuerzos y recursos para conservar sano el ambiente y la naturaleza que Dios nos ha regalado… Roguemos al Señor.
Dios compasivo y misericordioso, ten piedad de nosotros

Para que sepamos dar de comer al hambriento y de beber al sediento…Roguemos al Señor.
Dios compasivo y misericordioso, ten piedad de nosotros

Por los pecadores, para que escuchen la palabra de Dios, se arrepientan y respondan a la gracia que Dios les concede….Roguemos al Señor.
Dios compasivo y misericordioso, ten piedad de nosotros

Por nosotros: Para que a través nuestro, anunciemos y testimoniemos la Misericordia de Dios en  el  mundo…Roguemos al Señor.
Dios compasivo y misericordioso, ten piedad de nosotros

Celebrante:
Oye, Padre, las oraciones de tus hijos, y ya que te agrada la humildad de corazón, enséñanos el arte de amar y orar con sencillez y alegría. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén

Moniciones XXX Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo C

MONICIONES DE ENTRADA
Sean todos bienvenidos. Reciban nuestro más afectuoso saludo a la Eucaristía del Trigesimo Domingo del Tiempo Ordinario. Hoy, nuestra celebración es especial para todos los enfermos, especialmente los enfermos de nuestra comunidad.

Te presentamos en fe a Señor a todos los enfermos que nos han pedido oración y te pedimos que los alivies en su enfermedad y que les dés la salud. Te pedimos por la gloria de nuestro Padre celestial, que sanes a los enfermos que seran ungidos en esta misa. Haz que crezcan en la fe, en la esperanza, y que reciban la salud para gloria de tu Nombre.

Con espíritu humilde, con mucha alegría y con el gozo de sabernos acompañados por Jesús, recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre  [….]

MONICION PRIMERA LECTURA
El Señor es un juez justo e imparcial, que no hace acepción de personas, escucha favorablemente las plegarias del oprimido, del pobre, del huérfano y de la viuda cuando derrama su lamento, ahora bien esta debe ir acompañada de humildad y perseverancia, condiciones básica de toda oración. Escuchemos.

 

Salmo 39: El Señor no esta lejos de sus fieles. 

 

MONICION SEGUNDA LECTURA
En nuestra segundad lectura, Pablo de Tarso se despide de Timoteo… y de la vida, ya que pronto iba a ser martirizado. Él ha recorrido el camino indicado por el Señor. ¿Y nosotros? ¿Lo hemos hecho?. Escuchemos.

 

† Lectura del santo Evangelio según san Lucas (18, 9-14)

 

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Presentemos nuestras plegarias a Dios, nuestro Padre. Oremos por el mundo entero, oremos por la Iglesia, oremos hoy especialmente por estos hermanos nuestros que están padeciendo de alguna enfermedad física o espiritual. Oremos diciendo: Señor cura nuestra enfermedad.

Por la Iglesia: para que todas las personas y especialmente los enfermos puedan experimentar en ella la fuerza del corazón misericordioso del Padre.…Roguemos al Señor.
Señor cura nuestra enfermedad..

Por nuestros hermanos enfermos: para que, experimentando el misterio de la cruz, sientan también la presencia cercana y maternal de la Virgen…Roguemos al Señor.
Señor cura nuestra enfermedad..

Por las familias de los enfermos, los profesionales, los voluntarios, y todos aquellos que les atienden y cuidan, para que se conviertan en angeles de confianza y acompañamiento al lado del que sufre…Roguemos al Señor.
Señor cura nuestra enfermedad..

Por todos los religiosos y religiosas consagrados al servicio de los enfermos y pobres: para que, como María en su visita a Isabel, sean imagen de la solicitud de Cristo por los hermanos que nos necesiten…Roguemos al Señor.
Señor cura nuestra enfermedad..

Por nuestra comunidad cristiana: para que tengamos siempre los ojos atentos y el corazón sensible a los enfermos y a las necesidades de quien sufre, y nos conviertamos en protadores de la misericordia del Padre…Roguemos al Señor.
Señor cura nuestra enfermedad..

Celebrante:
Escucha, Padre, nuestra oración y danos un corazón compasivo, para que nos mostremos siempre más atentos a las necesidades de nuestros hermanos que sufren y nos comprometamos, sin miedo, a acompañarles. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amen

Moniciones XXIX Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo C

MONICIONES DE ENTRADA
Sean todos bienvenidos a este Vigésimo Noveno Domingo de Tiempo Ordinario. Esta eucaristia la ofrecemos por nuestras familias, para que Dios les de amor , paz, justicia y esperanza en sus hogares. Cada familia cristiana debe ser una pequeña iglesia doméstica en la que los padres transmitan la fe a sus hijos y en la que cada miembro de la unidad familiar descubra y viva la condición de vida a la que Dios le llama .

Con espíritu humilde, con mucha alegría y con el gozo de sabernos acompañados por Jesús, recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre  [….]

 

MONICION PRIMERA LECTURA
La primera lectura presenta la batalla del pueblo de Israel contra los Amalecitas. Moisés estaba en la cima del monte con sus brazos elevados orando a Yahvé. Esta lectura nos quiere indicar que la victoria del pueblo de Dios se obtuvo gracias a la oración perseverante de Moisés. Escuchemos.

 

Salmo120: El Auxilio me viene del Señor

 

MONICION SEGUNDA LECTURA
San Pablo aconseja a Timoteo que insista siempre en la oración y en la enseñanza de la Palabra. Todos tenemos que estar bien preparados ante la venida de Jesús de Nazaret. Escuchemos.

 

† Lectura del santo Evangelio según san Lucas (18, 1-8)

 

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Pidamos al Dios compasivo y misericordioso, rico en amor y fidelidad, que escuche a su pueblo diciendo: Renueva nuestras familias, Señor.

Por la santa Iglesia de Dios: para que en su interior y en las relaciones
con el mundo de la imagen de una verdadera familia que sabe amar,
perdonar y valorar a cada persona. Oremos.
Renueva nuestras familias, Señor.

Por los gobernantes: para que protejan a la familia y procuren la
solución de los graves problemas que, en estos tiempos de dificultades
económicas, afectan a las familias. Oremos.
Renueva nuestras familias, Señor.

Por todos los hogares cristianos: para que sean imágenes vivas de la
Sagrada Familia de Nazaret, testigos del abrazo de Dios a los hombres y
portadoras de esperanza y germen de vocaciones religiosas y sacerdotales.
Oremos. R. Renueva nuestras familias, Señor.

Por los padres, para que movidos por el Espíritu Santo guíen a sus hijos
en el camino del amor y de la santidad. Oremos
Renueva nuestras familias, Señor.

Por los ancianos: para que en los últimos años de su vida no les falte el
cariño familiar, y por los miembros difuntos de nuestras familias: para que
el Señor les conceda el descanso eterno. Oremos.
Renueva nuestras familias, Señor.

Celebrante: Padre, escucha nuestros suplicas y ayúda nuestras familias a permanecer con los brazos levantados hacia Ti y con la mirada puesta en la meta: Jesucristo. Que vive y reina por los siglos de los siglos.
Amen.

 

Moniciones XXVIII Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo C

MONICIONES DE ENTRADA
Sean todos bienvenidos. Reciban nuestro más afectuoso saludo a la Eucaristía del Vigésimo Octavo del Tiempo Ordinario. La liturgia de la Eucaristía, que siempre es acción de gracias, nos presenta hoy gratitud de los hombres por el don recibido. Su actuación revela la calidad de su corazón.

Nos ponemos de pie por favor y con espíritu humilde y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]
 
MONICION PRIMERA LECTURA
EI leproso Naamán no era del pueblo de Israel. Pero Dios se le manifestó en el “milagro de la curación” y este pagano supo responder con agradecimiento a Dios. Escuchemos

 

Salmo 97: El Señor nos ha mostrado su amor y su lealtad.. 

 
MONICION SEGUNDA LECTURA
San Pablo, en esta pequeña carta, anima a su discípulo Timoteo a cumplir su misión con valor y fidelidad. Dios nos ha dado una vida que no puede estar encadenada por ninguna fuerza de la tierra. Escuchemos

 

† Lectura del santo Evangelio según san Lucas (17, 11-19)

 

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Supliquemos a Dios Padre, rico en Misericordia, que escuche nuestras necesidades diciendo: Señor, ten compasión de nosotros.

Para que como Iglesia, vivamos y testimoniemos la Misericordia con todos los hermanos…Roguemos al Señor.
Señor, ten compasión de nosotros.

Por todos los habitantes del mundo para que desechen el odio y la venganza, y asuman el amor predicado por Jesús como la mejor herramienta para la convivencia entre todos. Roguemos al Señor.
Señor, ten compasión de nosotros.

Para que todo el  pueblo cristiano reflexione y practique  durante  las obras de misericordia corporales y espirituales…Roguemos al Señor.
Señor, ten compasión de nosotros.

Por las familias, para que cada día renueven su agradecimiento a Aquel que les regala la vida, la salud y el amor… Roguemos al Señor.
Señor, ten compasión de nosotros.

Por nosotros los aquí reunidos, para que nunca dudemos del corazón Misericordioso de Dios… Roguemos al Señor.
Señor, ten compasión de nosotros.

Celebrante:
Padre misericordioso, escucha las súplicas de tus hijos, purifícanos de nuestros pecados y permítenos dar gloria a tu nombre santo… Por Jesucristo nuestro Señor.
Amen.

Moniciones XXII Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo C

MONICIONES DE ENTRADA 
Sean todos bienvenidos a este Vigésimo Segundo domingo de tiempo ordinario. Las lecturas que hoy meditaremos tienen un acentuado sabor a humildad. Ser humildes es ser realistas. Es saber que somos obra de Dios y le necesitamos.

Con espíritu humilde, con mucha alegría y con el gozo de sabernos acompañados por Jesús, recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA  (Siracides 3, 19-21. 31-31)   
Esta primera lectura está tomada del libro del Eclesiástico. Nos enseña el valor de la humildad. La persona humilde está abierta a escuchar y a responder a Dios. “Cuánto más seas, más debes humillarte”. Escuchemos

 Salmo 67:  Dios da libertad y riqueza a los cautivos.  

 
MONICION SEGUNDA LECTURA  (hebreos 12, 18-19. 22-24)
En la carta a los Hebreos San Pablo nos contrasta las dos alianzas de Dios con los seres humanos. La primera alianza en el desierto era dura y exterior. La segunda con Jesús como mediador, es una alianza de paz y de amor. Todos pueden y deben acercarse confiados a la misericordia y a la bondad de Dios. Escuchemos
 

† Lectura del santo Evangelio según san Lucas (14, 1. 7-14)

 
ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Con sencillez y humildad de corazón, presentemos a Dios nuestras necesidades y las del mundo entero, diciendo:“Te rogamos, óyenos”

Por el Papa, los Obispos, Sacerdotes y Diáconos, para que sean auténticos servidores en la comunidad. Roguemos al Señor.
Te rogamos, óyenos

Por los empresarios y jefes de personal, para que traten a sus obreros y colaboradores con respeto, dignidad, rectitud y comprensión… Roguemos al Señor.
Te rogamos, óyenos 

Por todos los migrantes que han tenido que emigrar a otros países en busca de trabajo y de una mejor vida, para que nuestra Santísima Madre la virgen María los proteja y acompañe a todos y encuentren ayuda y acogida en los países de destino…Roguemos al Señor.
Te rogamos, óyenos

Por los que viven de apariencias, buscan los primeros puestos y el reconocimiento de los hombres: que descubran los valores esenciales y sean humildes de corazón…. Roguemos al Señor.
Te rogamos, óyenos

Por nosotros, los aquí presentes, para que ayudemos al prójimo renunciando a nuestro egoísmo y comodidad…Roguemos al Señor.
Te rogamos, óyenos 

Celebrante: 
Te rogamos, Señor, que atiendas a tus hijos que te suplican y nos des a todos el poder participar un día del banquete de tu Reino.. Por Jesucristo nuestro Señor
Amén