Moniciones XXVI Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo C

MONICIONES DE ENTRADA
Sean todos bienvenidos. Reciban nuestro más afectuoso saludo a la Eucaristía del Vigésimo Sexto del Tiempo Ordinario. La liturgia de hoy nos continúa situando en la relación que existe entre ricos y pobres. No es pecado la riqueza tomada por si misma; pero es pecado la riqueza que permite que los pobres mueran y por la falta de solidaridad que nos divide.

Hoy, nuestra celebración es especial para todos los enfermos, especialmente los enfermos de nuestra comunidad., para darles fuerza que cura y que salva, para acompañarles, para confortarlos, para llenarlos de vida

Con espíritu humilde, con mucha alegría y con el gozo de sabernos acompañados por Jesús, recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre  [….]

MONICION PRIMERA LECTURA
La primera lectura de hoy es del capítulo sexto del libro de Amos. Este profeta se caracteriza por la dureza de los términos con que condena el egoísmo y la ambición desmedida de los ricos. Escuchemos.

 

Salmo 145: Alabemos al Señor, que viene a salvarnos. 

 

MONICION SEGUNDA LECTURA
San Pablo, en la carta a su amigo Timoteo, continúa con la formación, a distancia, de uno de sus discípulos más queridos. Hoy le pide perseverancia hasta el momento que haya de presentarse hasta el Señor. Escuchemos.

 

† Lectura del santo Evangelio según san Lucas (16, 19-31)

 

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Presentemos nuestras plegarias a Dios, nuestro Padre. Oremos por el mundo entero, oremos por la Iglesia, oremos hoy especialmente por estos hermanos nuestros que están padeciendo de alguna enfermedad física o espiritual. Oremos diciendo: Te lo pedimos Señor.

Señor, existen países donde los recursos sanitarios son muy precarios al extremo de que muchas personas mueren por falta de medicinas. Mueve los corazones de sus gobernantes, para que los medios sanitarios aumenten en cantidad y calidad.…Roguemos al Señor.
Te lo pedimos Señor.

Señor, sólo desde el amor y con tu amor, podemos acercarnos a los enfermos; ellos forman parte de tu luz. Que tu Espíritu abra nuestros labios con palabras de aliento y comprensión…Roguemos al Señor.
Te lo pedimos Señor.

Señor, ayuda a todos los enfermos a descubrir que estás a su lado y que tu fuerza alivia su dolor, y haz que encuentren en Ti el amor de un Padre verdadero. …Roguemos al Señor.
Te lo pedimos Señor.

Señor muéstranos el camino para que sepamos encontrarte en el más débil, en el pobre y el enfermo, y que no sigamos desorientados buscándote entre nuestras comodidades…Roguemos al Señor.
Te lo pedimos Señor.

Señor, acompaña a todos nuestros hermanos y hermanas que en esta celebración de la Eucaristía de nuestra comunidad reciben el don de la fuerza del Espíritu Santo para que se sientan acompañados en su debilidad y en los momentos de decaimiento…Roguemos al Señor.
Te lo pedimos Señor.

Celebrante:
Te rogamos, Padre, que por la gracia del Espíritu Santo, cures el dolor de estos enfermos, sanes sus heridas, perdones sus pecados, ahuyentes todo sufrimiento de su cuerpo y de su alma, y les devuelvas la salud espiritual y corporal, para que, restablecidos por tu misericordia, se incorporen de nuevo a los quehaceres de su vida. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amen

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s