Lecturas – Décimocuarto Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo C

MONICIONES DE ENTRADA 
Sean todos bienvenidos a la celebración de la Eucaristía en este Décimo Cuarto Domingo del Tiempo Ordinario. Hermanos: La misión es una de las realidades que mantienen viva la Iglesia. Ella trae gozo y alegría a los discípulos.  Nosotros, discípulos y misioneros del reino, nos ponemos en esa misma perspectiva, pero ahora siguiendo la invitación a ser una “Iglesia en salida”, yendo a las periferias existenciales de la humanidad

Hermanos con espíritu humilde y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA
El final del libro de Isaías es todo un himno de esperanza en que un día Dios pondrá todo en su lugar… y así habrá paz y justicia, bien y verdad, y Dios estará en todo.. Escuchemos

MONICION SEGUNDA LECTURA
Pablo ha soportado muchas pruebas por predicar el Evangelio, eso es participar de los sufrimientos de Cristo, lo cual lo llena de paz y alegría. Escuchemos

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante: Hermanos, presentemos a Dios nuestras oraciones y pidámosle con confianza por nosotros y por toda la humanidad. Digamos: ¡Sálvanos, Señor, por tu misericordia!

Por la Santa Iglesia de Dios. Para que, sumergiéndose en este Año de la Misericordia, rompa con el egoísmo del mundo mediante el flujo constante del Amor de Dios.  Roguemos al Señor.
¡Sálvanos, Señor, por tu misericordia!

Por nuestros países, para que el Señor nos dé gobernantes sabios y prudentes que sepan guiarnos hacia metas de prosperidad y libertad… Roguemos al Señor.
¡Sálvanos, Señor, por tu misericordia! 

Por todos los que viven alejados de la Iglesia, para que encuentren en su entorno personas que les sepan llevar hacia la verdad que nos trajo Jesucristo. Roguemos al Señor.
¡Sálvanos, Señor, por tu misericordia!

Por las familias que sufren a causa de las enfermedades, por las que no tienen el pan necesario o viven lejos de sus hogares, para que el Señor sea su auxilio y su ayuda. Roguemos al Señor.
¡Sálvanos, Señor, por tu misericordia!

Por todos los Matrimonios: para que, en el amor mutuo y en la fidelidad constante, sean en nuestra sociedad fermento de paz y unidad. Roguemos al Señor.
¡Sálvanos, Señor, por tu misericordia!

Celebrante:
Escucha, Señor, nuestras oraciones, sostén nuestra confianza en Ti, y haz que se alegre nuestro corazón al contemplar tus maravillas. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s