Moniciones para el IV Domingo de Pascua

MONICIONES DE ENTRADA 
Sean todos bienvenidos a la celebración de la Eucaristía en este cuarto Domingo de Pascua. Cada año la iglesia celebra la fiesta de “El Buen Pastor” en el cuarto domingo de Pascua. Jesús nos conoce a cada uno de nosotros íntimamente, como la palma de sus manos, y nos ama tan profundamente que de su propia voluntad entrega su vida por nosotros.

Nos ponemos de pie por favor y con espíritu humilde y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]
 
MONICION PRIMERA LECTURA
El apostolado de San Pablo es ejemplo para todos los tiempos. Él proclamó la Buena Nueva, primero a los judíos. Ellos rechazaron bruscamente el anuncio de Cristo. Por lo tanto, Pablo se dirigió a los paganos, quienes se alegraron y aceptaron el Evangelio.
 
MONICION SEGUNDA LECTURA
En la continuación de la visión de San Juan, se nos explica la multitud de personas de todas las partes del mundo que han llegado después de sufrir el martirio y allí son “colmados” de toda felicidad”.

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Oremos a Cristo el Buen Pastor que dio su vida por las ovejas y pidámosle que escuche nuestras oraciones y nos ayude. Digamos con fe: “Escúchanos Señor”.
 
Por el papa, los obispos, sacerdotes y diáconos, para que ellos sean ministros de reconciliación en palabras y en obras, como el buen pastor. Roguemos al Señor.
Escúchanos Señor.

Para que el Espíritu de Jesús esté con nuestros gobernantes a fin de que obren con justicia y trabajen por la paz.. Roguemos al Señor.
Escúchanos Señor.

Por nuestros sacerdotes  y párrocos, para que sean fieles a la gracia de su sacerdocio y ejerzan un ministerio fecundo en bien de todos.. Roguemos al Señor.
Escúchanos Señor.

Para que Jesús el Buen Pastor atraiga a los pecadores, a los que se han apartado de la Iglesia y a los que viven sin fe. Roguemos al Señor.
Escúchanos Señor.

Por nosotros, los aquí reunidos, para que cada día nos unamos más, los que hoy estamos divididos por buscar intereses y ventajas personales… Roguemos al Señor.
Escúchanos Señor.

Celebrante: Queremos oír tu voz, Señor, queremos tener parte en tu Reino y vivir como hijos de la luz. Escucha nuestras oraciones y haznos dóciles a tu Palabra. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amen

Moniciones para el III Domingo de Pascua – Ciclo C

MONICIONES DE ENTRADA
Sean todos bienvenidos a la celebración de la Eucaristía en este tercer Domingo de Pascua. La alegría de la Pascua, la promesa de un futuro de gloria, paz y amor, debe llenar nuestras vidas. Nuestra fe nos dice que es así. Jesús se aparece a sus discípulos en Galilea, le reconocen y Pedro, tras su arrepentimiento, recibe el encargo de afianzar a la Iglesia.

Nos ponemos de pie por favor y con espíritu humilde y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA
La primera lectura, del Libro de los Hechos de los Apóstoles, nos hace preguntarnos qué lugar damos al Señor en nuestra vida y si somos capaces de anteponer las exigencias del evangelio a todo lo demás.

MONICION SEGUNDA LECTURA
San Juan contempla, en una visión, a Jesucristo como el Cordero de Dios. Éste aparece rodeado de una corte de seres que representan a toda la creación y allí el Cordero recibe el culto, honor y la gloria.

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
El Señor está en medio de nosotros y nos ofrece su amor. Por eso digamos con fe:
“Señor ayúdanos a resucitar”.

Por la Iglesia, portadora del mensaje de salvación; para que lleve, a toda la comunidad de creyentes, esa fe auténtica que nos haga disipar tanta incertidumbre..Roguemos al Señor.
Señor ayúdanos a resucitar.

Por el Papa Francisco y demás pastores de la Iglesia; para que muestren a los hombres que la resurrección no es una utopía, sino la autenticidad de una nueva vida hecha realidad por Jesús.. Roguemos al Señor.
Señor ayúdanos a resucitar.

Por los pueblos, las naciones, por todo el mundo; para que entiendan que solamente en la reconciliación, el perdón y el amor puede llegar la resurrección que tanto necesitamos. Roguemos al Señor.
Señor ayúdanos a resucitar.

Para que a los prisioneros, emigrantes y desterrados, se les manifieste el mensaje liberador del Evangelio y esperen en él. Roguemos al Señor.
Señor ayúdanos a resucitar.

Por nosotros aquí reunidos celebrando la palabra y la eucaristía, para que reconozcamos a Cristo en nuestros hermanos, especialmente en nuestros familiares… Roguemos al Señor.
Señor ayúdanos a resucitar.

Celebrante:
Padre bueno, acércate a tu Iglesia, guía sus pasos, recréala en tu amor y haz que viva la fe en tu Hijo que la amó y se entregó por ella. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amen.

Anuncios

En ocasiones, es posible que tus visitantes vean

Moniciones para el II Domingo de Pascua – Ciclo C

MONICIONES DE ENTRADA 
Sean todos bienvenidos a la celebración de la Eucaristía en este Segundo Domingo de Pascua. Hoy celebramos el segundo domingo de Pascua, fiesta de la Divina Misericordia. Tiempo de paz y de fe. Cristo nos da un Espíritu que nos trae paz, amor y alegría. Con la inspiración del Espíritu, la Iglesia primitiva continuó la misión de Cristo.

Nos ponemos de pie por favor y con espíritu humilde y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA
En la primera lectura, tomada del libro de los hechos de los Apóstoles, el autor nos describe las actividades de san Pedro y el crecimiento de la Iglesia primitiva. Pedro y los demás continúan la obra de Jesús, curando enfermos y enseñando paz y amor..

MONICION SEGUNDA LECTURA
En su visión, el apostol San Juan, contempla a Jesucristo como sacerdote y como rey universal. Esta lectura nos da a entender que la vida cristiana tiene sentido cuando está dirigida con Cristo, por Cristo y hacia Cristo..

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante: Oremos a Dios que tiene poder para hacer signos y prodigios, y por Jesucristo resucitado digámosle: “Dios Mío y Señor Mío”

Por el Papa Francisco, los obispos, los sacerdotes, los diáconos; para que su coherencia, su perdón, su entrega… haga que todos los que miramos hacia ellos podamos repetir la oración de Tomás..  Oremos con fe.
Dios Mío y Señor Mío..

Para que los pastores del Pueblo de Dios, los ministros de la Palabra, los consagrados y los fieles laicos vivamos el Evangelio con espíritu profético y convicción orante… Oremos con fe.
Dios Mío y Señor Mío

Por nuestros gobernantes y líderes políticos, para que iluminados por el Espíritu Santo, puedan crear leyes que busquen fortalecer la familia tal como fue desde el inicio según el plan de Dios. Oremos con fe.
Dios Mío y Señor Mío

Para que Jesús, el Pan de la Vida, sea el alimento de nuestra fe y la fuerza que nos impulse a ser solidarios, generosos y desinteresados. Oremos con fe..
Dios Mío y Señor Mío

Pidamos que el Espíritu que resucitó a Jesucristo vivifique la fe y el compromiso de los misioneros, educadores y consagradosOremos con fe
Dios Mío y Señor Mío

Celebrante:
Tú que eres el Viviente y el Resucitado, el que vive para siempre, mira a tu pueblo que confía en Ti y que hoy te suplica, bendice sus intenciones y dale tu paz para que te confiese como su Dios y Señor. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos..
Amén