Moniciones – IV Domingo de Adviento CICLO C

MONICIONES DE ENTRADA

Bienvenidos hermanos y hermanas a la celebración de la Eucaristía en este Cuarto Domingo de Adviento. Hoy la Liturgia nos invita a mirar a Belen, la pequeña ciudad de Judea, como testigo del gran acontecimiento: el nacimiento del Mesias.

Los invito para que se pongan de pie entonando el canto de entrada, para recibir con esperanza y alegría a los ministros de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA

En la primera lectura escucharemos el canto jubiloso del profeta Miqueas que anuncia la restauración de Jerusalén. El profeta ve a Jerusalén libre de su condenación. Escuchemos.

MONICION SEGUNDA LECTURA

La segunda lectura nos relata que el valor de los antiguos era purificador para quitar los pecados, pero no definitivo. Por el sacrificio de Cristo todos quedamos santificados.  Escuchemos.

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Hermanos, el Señor está cerca. Salgamos a su encuentro y proclamemos su grandeza, y pidamos al Padre que nos ayude a esperar su venida con el corazón en vela. Digamos con fe:
Escucha, Señor, nuestra oración.

Por el Santo Padre y todos los pastores y ministros de la Iglesia, para que, inspirados por el sí de María, vivan su vocación con alegría y se entreguen totalmente al servicio del evangelio. Oremos.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Para que aquellos hermanos que han abandonado las prácticas cristianas pero que acudirán sin embargo, a la Iglesia en las próximas fiestas de Navidad descubran la buena noticia del Evangelio, no como rayo fugaz, sino como luz permanente que ilumina y alegra toda su vida. Oremos:
Escucha, Señor, nuestra oración.

Por todos nosotros aqui presentes, para que a ejemplo de María nuestras vidas sean siempre un sí a Dios. Oremos.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Por los enfermos y ancianos, especialmente los de nuestras familias y los de nuestras comunidades, para que su enfermedad sea oportunidad para crecer en la fe, esperanza y amor de Dios. Oremos.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Para que el nacimiento de Cristo nos ayude a renunciar a los deseos mundanos ya vivir sobria y honradamente, esperando la aparición definitiva del Señor. Oremos.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Celebrante:
Aquí nos tienes, Señor, para hacer tu voluntad. Bendice nuestras vidas, acoge nuestras oraciones, y ayúdanos a preparar el camino a tu Hijo que viene a salvarnos. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s