MONICIONES I DOMINGO DE ADVIENTO CICLO C

MONICIONES DE ENTRADA
Hermanos en Cristo bienvenidos a la celebración del primer Domingo de Adviento. Comenzamos un nuevo año litúrgico, y es san Lucas quien con su evangelio nos va a servir de guía en nuestro intento de llegar a Jesús.

Los invito para que se pongan de pie y comencemos nuestra Eucaristia con el canto de entrada y Abramos nuestros corazones a esta Sabiduría mientras cantamos para recibir a los servidores de esta Eucaristía y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA
Del profeta Jeremías hoy leemos una página llena de confianza. Su palabra es un toque de esperanza en tiempos oscuros; un mensaje de salvación y paz para todos. Escuchemos

MONICION SEGUNDA LECTURA
San Pablo hoy nos habla de una acción de gracias y una amonestación dirigida a la comunidad de Tesalónica. Escuchemos

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
El Señor, el Hijo de Dios, viene a instaurar la justicia y a revelar el misterio infinito del amor del Padre. Por eso, abiertos a su mensaje y llenos de esperanza pidámosle que nos visite con su salvación y libere a su pueblo de sus esclavitudes, angustias y sufrimientos. Digamos con confianza:
Esperamos tu venida, ven, Señor.

Por el Papa Francisco, los obispos, los sacerdotes, y todos los fieles, para que puedan ser fortalecidos por la gracia del Espíritu Santo. Te pedimos por su labor frente de la Iglesia, para que no se cansen de predicar el Reino de Dios que nace de la cruz. Roguemos al Señor:
Esperamos tu venida, ven, Señor.

Por la santa Iglesia: Para que, en medio de la injusticia de este mundo, sepa anunciar al que viene: el “Señor-nuestra-justicia”. Roguemos al Señor:
Esperamos tu venida, ven, Señor.

Por los gobernantes; para que, procurando el bien común, defiendan los derechos de todos y principalmente de los más débiles. Roguemos al Señor:
Esperamos tu venida, ven, Señor.

Por todos nosotros y por nuestras familias, para que el Señor despierte en nuestros corazones la misericordia, lajusticia y el amor por el prójimo. Roguemos al Señor.
Esperamos tu venida, ven, Señor.

Para que el Señor, que escogió un estilo de vida virginal y pobre, suscite en los jóvenes de nuestras comunidades el deseo de consagrarse exclusivamente a su amor y al servicio de su Iglesia. Roguemos al Señor:
Esperamos tu venida, ven, Señor.

Celebrante:
Bendice Señor cuanto por medio de tu Hijo amado hemos confiado a tu misericordia y concédenos mientras aguardamos su venida, la conversión de nuestro corazón a Ti.
Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s