MONICIONES IV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

MONICIONES DE ENTRADA
Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Hermanos bienvenidos al Cuarto Domingo del tiempo Ordinario. Desde el antiguo testamento existia la promesa de un mediador entre Dios y los hombres y todos sabemos que Jesús es el Enviado de Dios; sus enseñanzas tienen el sostén de la autoridad, el amor y la verdad. Obedezcamos la Palabra de Dios a la vez que celebramos esta liturgia dominical.

Por favor pongamos de pie y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA
La primera lectura de hoy tomada del libro del Deuteronomio, nos explica que el profeta es el mensajero de la Palabra de Dios. Es un mediador entre Dios y su pueblo. Moisés fue el gran profeta hasta la venida de Cristo, como leeremos en el Evangelio.

MONICION SEGUNDA LECTURA
El Apóstol Pablo, en su carta a los corintios, continúa hablando sobre la virginidad con referencia a la vocación religiosa. Según él, la virginidad es un don de Dios, un carisma dado por motivos apostólicos. Pongan atención a este importante mensaje..

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Hermanos, oremos a Dios que nos permite escuchar su Palabra en su Iglesia, y, sabiendo que ella es nuestra fuerza, digamos con fe:
Escuchanos, Señor.

Para que la Iglesia hable siempre en nombre de Dios, y los hombres no endurezcamos el corazón para acoger la Palabra de Dios. Roguemos al Señor.
Escuchanos, Señor.

Para que quienes pertenecen a tradiciones religiosas diversas y todos los hombres de buena voluntad colaboren en la promocion de la paz. Roguemos al Señor.
Escuchanos, Señor.

Para que, cuantos viven atormentados por el peso del pecado, la droga, el alcohol o la falta de fe, Jesús se les haga presente con su misericordia y amor salvador. Roguemos al Señor.
Escuchanos, Señor.

Por un aumento en las vocaciones a la vida religiosa y sacerdotal; para que tengamos buenos misioneros que lleven la Buena Nueva a los más pobres. Roguemos al Señor.
Escuchanos, Señor.

Paraque en este año dedicado a la vida consagrada, los religiosos y las religiosas redescubran la alegria de seguir a Cristo y se dediquen con celo al servicio de los pobres . Roguemos al Señor.
Escuchanos, Señor.

Por todos nosotros, presentes en la Eucaristía, para que busquemos continuamente a Cristo, el Señor, y que nuestro encuentro con Él, nos dé felicidad para esta vida y para la existencia futura.. Roguemos al Señor.
Escuchanos, Señor.

Celebrante:
Oh Dios, tu Palabra siempre es eficaz y salvadora, escucha nuestros ruegos y haz que ella se grabe en nuestros corazones y transforme nuestras vidas a semejanza de la tuya. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amen
Amén.

MONICIONES III DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

MONICIONES DE ENTRADA
Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Hermanos bienvenidos al Tercer Domingo del tiempo Ordinario. El inicio de un nuevo año es el momento oportuno para darle dirección a nuestra vida. Las lecturas de hoy nos ofrecen una guía que puede servirnos para fijar un camino que nos lleve a ese encuentro con el Señor. Invoquemos en esta celebracion la ayuda del Espíritu Santo para lograr ese encuentro con Cristo.

Por favor pongamos de pie y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA
Hoy, el profeta Jonás nos dice cuan efectivo es el mensaje de Dios cuando un pueblo (Ninive) reconoce su vida de pecado. Su conversión se logra porque hubo verdadero arrepentimiento y el Señor fue piadoso con su pueblo, como puede serlo con nosotros, si nos reconocemos pecadores y buscamos su perdón.

MONICION SEGUNDA LECTURA
Cuantas veces nos encontramos muy ocupados con las cosas de este mundo. San Pablo nos dice que todo esto es pasajero, que todo termina y nos invita a darle más atención a las cosas que trascienden nuestra vida, a las cosas del cielo.

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Hermanos, Dios nos da la salvación y nos llama a convertirnos y a creer en Él. Por eso oremos con confianza para que su Reino llegue a nosotros y en nosotros crezca. Digamos con fe:
Venga a nosotros tu Reino.

Para que la Iglesia presente el Reino ya cercano, comprometiéndose en la transformación de nuestra sociedad y en la conversión de sus estructuras. Roguemos al Señor.
Venga a nosotros tu Reino.

Para que la invitación del Señor a seguirlo resuene en el corazón de los jóvenes, y le respondan con generosidad. Roguemos al Señor.
Venga a nosotros tu Reino.

Pidamos por la Paz en el mundo, para que en nuestra sociedad impere la justicia, y reine Dios y su verdad en todos los corazones. Roguemos al Señor.
Venga a nosotros tu Reino.

Para que cuantos van a morir y no conocen a Jesús, se conviertan a Él, y cuantos ya le conocemos nos dejemos transformar por su amor. Roguemos al Señor.
Venga a nosotros tu Reino.

Para que el Señor nos instruya en sus caminos, se nos manifieste como Salvador y nos ayude a vivir con rectitud y humildad de corazón. Roguemos al Señor.
Venga a nosotros tu Reino.

Por nuestra Capellania de Habla Hispana, para que nos involucremos en la obra salvadora de Jesús, y participemos con todas nuestras fuerzas y talentos. Roguemos al Señor.
Venga a nosotros tu Reino.

Celebrante:
Escucha, Padre, nuestras oraciones, y haz que no desaprovechemos el tiempo presente, para que cuando vengas nos encuentres aguardando tu Reino de justicia y de paz. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.

MONICIONES II DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

MONICIONES DE ENTRADA
Queridos hermanos, muy buenas (tardes, noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Hermanos bienvenidos a nuestra celebracion Eucaristica en el Segundo Domingo del Tiempo Ordinario. Hoy damos inicio al Tiempo Ordinario y las lecturas nos invitan a escuchar a Dios que nos llama personalmente por nuestro nombre. Dios nos habla de varias maneras. El Bautismo nos capacita para escuchar la llamada de Cristo y en respuesta a esta llamada dar testimonio de Él.

Por favor pongamos de pie y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a los servidores de esta eucaristía y nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]
 
MONICION PRIMERA LECTURA
La primera lectura nos presenta la vocación del joven Samuel, el último juez de Israel. Samuel oye la llamada de Dios y responde así: “Aquí estoy”. Como profeta que es Samuel aprende a escuchar y a atesorar la palabra de Dios..

MONICION SEGUNDA LECTURA
San Pablo escribiéndole a los corintios viene a recordarnos que nosotros somos miembros del Cuerpo de Cristo y templos del Espíritu Santo. Debemos respetar nuestro cuerpo porque éste, al igual que el de Cristo, resucitará y será glorificado.

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Hermanos, Cristo sale a nuestro encuentro y nos invita a seguirlo con libertad. Oremos al Padre para que su invitación sea acogida en el mundo entero y respondamos con fe:: Escucha, Señor, nuestra oración.

Para que la fuerza de Dios se manifieste en los que anuncian el Evangelio.. Roguemos al Señor
Escucha, Señor, nuestra oración.

Para que los obispos, sacerdotes y misioneros permanezcan disponibles al Señor en el servicio a sus hermanos.. Roguemos al Señor.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Para que la llamada del Señor a promover la justicia y la paz, encuentre una respuesta eficaz en los que gobiernan las naciones.  Roguemos al Señor.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Para que cuantos viven esclavizados por sus pasiones desordenadas, descubran la presencia de Dios en su vida y se dejen guiar por su espíritu. Roguemos al Señor.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Para que el Señor visite con su paz a los que están en guerra, con su serenidad a los agonizantes y con su audacia a los que llama a su seguimiento.. Roguemos al Señor
Escucha, Señor, nuestra oración.

Por nosotros, para que nos mantengamos firmes en la viña del Señor, hasta que Él vuelva.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Celebrante: Señor, atiende las oraciones que te presentamos los obreros de tu viña, ayúdanos a acoger con gozo la salvación que nos trae tu Hijo y a dar frutos de santidad para la gloria. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.