MONICIONES XXV DOMINGO ORDINARIO CICLO A – 2017

MONICIONES DE ENTRADA
Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Bienvenidos a nuestra celebración del Vigèsimo Quinto Domingo del Tiempo Ordinario. Celebremos la presencia de Jesús en su comunidad de amor y servicio y pidámosle que nos conceda descubrirlo y amarlo en nuestros hermanos.

Por favor pongamos de pie y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA
Escucharemos un pasaje de la segunda parte del libro de Isaías con un mensaje optimista. El profeta quiere que nos convirtamos a Dios, al que describe como siempre fiel a su alianza y “rico en perdón”, e invita a que todos rehagan su propio camino, si se han desviado..

MONICION SEGUNDA LECTURA
Comenzamos hoy la lectura de la carta a los Filipenses. Hoy nos presenta a San Pablo dividido por dos pasiones: su deseo de estar con Cristo, su vida, y la urgencia de estar con sus cristianos, la razón de su apostolado.

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante: Hermanos, cerca está el Señor de los que le invocan, por eso presentémosle nuestras oraciones y pidámosle por nosotros y por el mundo entero. Invoquémosle diciendo: Padre nuestro, Escucha y ten piedad.

Para que nuestra Santa Madre Iglesia siga acogiendo y evangelizando a niños, jóvenes y adultos por todo el mundo. Roguemos al Señor.
Padre nuestro, Escucha y ten piedad.

Para que las leyes que rigen a nuestros pueblos se basen siempre en la justicia y nuestros gobiernos se rijan por la justicia de Dios. Roguemos al Señor.
Padre nuestro, Escucha y ten piedad.

Para que los responsables de la economía tengan la imaginación necesaria para solucionar el problema de la mayoría empobrecida. Roguemos al Señor.
Padre nuestro, Escucha y ten piedad.

Para que, alimentados del Cuerpo de Cristo y de su Palabra, trabajemos con ilusión en su viña.. Roguemos al Señor.
Padre nuestro, Escucha y ten piedad.

Para que nosotros, reunidos en torno al alatar de Dios, llevemos a la práctica la Palabra que hoy se nos ha proclamado.
Padre nuestro, Escucha y ten piedad. 

Celebrante: Escucha, Padre, las oraciones de tus hijos, concédenos trabajar con entrega por el Reino, y haz que un día el cielo sea nuestra morada. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s