MONICIONES XIV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO – CICLO A 2017

MONICIONES DE ENTRADA
Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Recibid nuestra más cordial bienvenida al  XIV domingo del tiempo ordinario. Jesús de Nazaret nos comunica desde el Evangelio de Mateo cosas notables, muy importantes. Nos dice, además, una frase que produce mucho consuelo: “Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré”.

Expresemos nuestro gozo invocando el nombre del Señor y llenos de gozo en el Espíritu nos ponemos de pie para entonar con alegría el canto de entrada y recibir a los ministros de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA
El profeta Zacarías, expresa la llegada del Mesías humilde. El modo de entrada, apunta a una realidad nueva no conseguida por la fuerza de las armas.

MONICION SEGUNDA LECTURA
San Pablo manifiesta que para ser de Cristo y compartir su resurrección debemos dejarnos guiar por su Espíritu, venciendo el egoísmo y la ambición  por las cosas materiales. 

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Al Señor, que es clemente y misericordioso, elevemos nuestras oraciones por la Iglesia y por el mundo entero. Digamos con fe:
Escucha, Señor, nuestra oración.

Para que el Espíritu de Dios que habita en nosotros vigorice la presencia de Cristo en el mundo. Roguemos al Señor.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Para que el Espíritu de justicia mueva el corazón de nuestros gobernantes a la promoción de la paz y del bien común. Roguemos al Señor.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Para que con mansedumbre y humildad de corazón los cristianos del tercer milenio ayudemos a los que están cansados y agobiados. Roguemos al Señor.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Para que el espíritu misericordioso de Dios se manifieste a los que viven esclavos de sus pasiones y los libere. Roguemos al Señor.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Para que con gratitud aceptemos el don de Dios que se nos manifiesta en Jesucristo. Roguemos al Señor.
Escucha, Señor, nuestra oración.
 
Celebrante:
Señor, que el pueblo que te suplica no se vea defraudado y que movido por tu Espíritu te alabe como Señor del cielo y de la tierra. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s