Moniciones Solemnidad de Pentecostes – Ciclo A

MONICIONES DE ENTRADA
Muy buenas (tardes, noches, días): Tengan todos[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Celebramos hoy una gran fiesta para todos nosotros, los creyentes: PENTECOSTÉS, la venida del Espíritu Santo. Por eso, el Señor nos reúne en comunidad para que sintamos la presencia de su Espíritu. Es verdad que actúa de forma oculta y misteriosa, pero Él lo hace, dándonos fortaleza para la lucha, sembrando en nuestros corazones la esperanza, el amor para acogernos unos a otros.

Nos ponemos de pie por favor y con espíritu humilde y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]
 
MONICION PRIMERA LECTURA
La primera lectura, sacada del libro de los Hechos de los Apóstoles, nos narra la llegada del Espíritu Santo y la sorpresa que supuso para todos. Ya no estamos solos, el Espíritu de Jesús vive y actúa en todos los hombres y mujeres, en toda la creación.
 
MONICION SEGUNDA LECTURA
El apóstol San Pablo, ofrece su reflexión y vivencia personal y presenta al Espíritu como el autor de todos los dones de la Iglesia, así como el constructor de la unidad. Pablo recuerda que los dones están al servicio del bien común.
 
ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Hermanos, llega hoy a su plenitud el tiempo Pascual. Hace cincuenta días celebrábamos con gozo la resurrección del Señor, hoy celebramos la madurez y el cumplimiento definitivo de la Pascua. Pidamos a Jesús Resucitado que nos dé el mejor de sus dones: el Espíritu Santo. Digamos Juntos: “Envíanos tu Espíritu, Señor”.

Por el Papa, Obispos, Sacerdotes y todo el pueblo de Dios, para que reciban los dones del Espíritu de Jesús y sean verdaderos servidores, apostando siempre por lo que une a las personas: la amistad, el servicio, el perdón, la tolerancia. Roguemos al Señor.
Envíanos tu Espíritu, Señor.

Por la Iglesia extendida por todo el mundo, para que reciba -en plenitud- los dones que el Espíritu de Jesús da a cada uno, para entregarse en servicio renovador y salvador en favor de todos los hombres.. Roguemos al Señor.
Envíanos tu Espíritu, Señor.

Por nuestros sacerdotes  y párrocos, para que sean instrumentos válidos para la evangelización, testigos de tu verdad y signo de la esperanza que no defrauda.. Roguemos al Señor.
Envíanos tu Espíritu, Señor.

Por todas las personas que trabajan en el mundo en favor de la Paz, para que el Espíritu de Jesús les dé ánimo y fortaleza, y nunca decaigan en sus esfuerzos por hacerla realidad. Roguemos al Señor.
Envíanos tu Espíritu, Señor.

Por todos nosotros aquí reunidos, para que el Espíritu Santo nos llene con su gracia y paz, y nos una como una sola familia… Roguemos al Señor.
Envíanos tu Espíritu, Señor.

Celebrante: Envíanos tu Espíritu Santo, y haz que su presencia activa en nuestra historia convierta los corazones a Ti y nos acerque a todos a la santidad a la que Tú nos llamas. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s