Moniciones VI Domingo de Pascua – Ciclo “A”

Muy buenas (tardes, noches, días): [Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Bienvenidos todos a la Eucaristía del Quinto Domingo de Pascua. Todos los domingos, que son un eco de la Resurrección de Cristo, nos ayudan a recordar las Palabras de Jesús. No podemos decir que amamos a Jesús y, a continuación, vivir de espaldas a sus mandamientos..

Nos ponemos de pie por favor y con espíritu humilde y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA
Esta lectura es de suma importancia para nosotros, porque nos trae el testimonio de los dos primeros sacramentos de la iniciación cristiana: el bautismo y la confirmación.

MONICION SEGUNDA LECTURA
El apóstol Pedro enseña que el cristiano tiene que estar siempre disponible a dar razón de su fe y de su esperanza, aunque ello le suponga el pasar por la cruz y la contradicción.

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Dejemos que el Espíritu de Jesús obre en nosotros y pidamos a Dios por todos los hombres diciendo: Escúchanos, Señor.”

Por el Papa, los Obispos, los sacerdotes, diáconos y cuantos desempeñan un ministerio pastoral en la Iglesia, para que sean testigos de la alegría y la esperanza, especialmente con los más necesitados…Roguemos al Señor.
Escúchanos, Señor.” 

Por los gobernantes de todas las naciones, para que busquen el progreso de sus pueblos y la paz en el mundo… Roguemos al Señor.
Escúchanos, Señor.” 

Para que el Espíritu Santo, el Espíritu de la verdad, promueva en la Iglesia y en nuestra parroquia comunidades deseosas de profundizar en la fe…Roguemos al Señor.
Escúchanos, Señor.”

Que el Señor nos dé su Espíritu Santo para que nos enseñe a vivir nuestra fe y nos ayude a encarnar el mandamiento del amor…Roguemos al Señor.
Escúchanos, Señor.”

Para que el Espíritu Santo, que recibimos en la confirmación, permanezca con nosotros y nos haga profetas de Cristo con la palabra y el testimonio de vida…Roguemos al Señor.
Escúchanos, Señor.” 

Celebrante:
Te suplicamos, Señor, que no nos dejes desamparados, que tu Espíritu venga en ayuda de nuestra debilidad y que el mandamiento del amor que Cristo nos dejó sea una realidad en la Iglesia. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s