Moniciones XXX Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo

MONICIONES DE ENTRADA
Muy buenas (tardes, noches, días): [Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Sean todos bienvenidos a este Trigésimo domingo de tiempo ordinario. Jesús de Nazaret nos explica la diferencia entre la oración del fariseo, soberbia y fatua; y la del publicano arrepentido, plegaria humilde y realizada desde un corazón afligido.

Nos ponemos de pie por favor y con espíritu humilde y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA
El Señor es un juez justo e imparcial, que no hace acepción de personas, escucha favorablemente las plegarias del oprimido, del pobre, del huérfano y de la viuda cuando derrama su lamento, ahora bien esta debe ir acompañada de humildad y perseverancia, condiciones básica de toda oración.

MONICION SEGUNDA LECTURA
En nuestra segundad lectura, Pablo de Tarso se despide de Timoteo… y de la vida, ya que pronto iba a ser martirizado. Él ha recorrido el camino indicado por el Señor. ¿Y nosotros? ¿Lo hemos hecho?.

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Con la segura esperanza de ser escuchados por nuestro Dios Misericordioso, pidamos por nuestras necesidades, y digámosle con fe:
Padre, rico en misericordia, escúchanos” 

Por la iglesia, para que en la Iglesia, todos anunciemos la Misericordia de Dios, corazón palpitante del Evangelio…Roguemos al Señor.
Padre, rico en misericordia, escúchanos

Por los gobernantes del mundo, para que luchen por acabar las diferencias tan marcadas entre ricos y pobres y exista una verdadera solidaridad en el mundo… Roguemos al Señor.
Padre, rico en misericordia, escúchanos

Para que  redescubramos las obras de misericordia corporales: dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, vestir al desnudo, amparar al forastero, asistir a los enfermos, visitar a los presos, enterrar a los muertos…Roguemos al Señor.
Padre, rico en misericordia, escúchanos

Por las familias para que el Padre las llene de sus bendiciones, de misericordia y aumente la humildad en cada uno de sus miembros….Roguemos al Señor.
Padre, rico en misericordia, escúchanos

Por nosotros: Para que transmitiendo con nuestros  gestos una gran Misericordia, muchos hombres reencuentren el camino de regreso al Padre…Roguemos al Señor.
Padre, rico en misericordia, escúchanos

Celebrante:
Oye, Padre, las oraciones de tus hijos, y ya que te agrada la humildad de corazón, enséñanos el arte de amar y orar con sencillez y alegría. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s