Moniciones XXII Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo C

MONICIONES DE ENTRADA
Muy buenas (tardes, noches, días): [Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Sean todos bienvenidos a este Vigésimo Segundo domingo de tiempo ordinario. Las lecturas que hoy meditaremos tienen un acentuado sabor a humildad. Ser humildes es ser realistas. Es saber que somos obra de Dios y le necesitamos. Con espíritu de humildad y de gratitud celebremos esta Eucaristía.

Nos ponemos de pie por favor y con espíritu humilde y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA
Esta primera lectura está tomada del libro del Eclesiástico. Nos enseña el valor de la humildad. La persona humilde está abierta a escuchar y a responder a Dios. “Cuánto más seas, más debes humillarte”.
 
MONICION SEGUNDA LECTURA
En la carta a los Hebreos San Pablo nos contrasta las dos alianzas de Dios con los seres humanos. La primera alianza en el desierto era dura y exterior. La segunda con Jesús como mediador, es una alianza de paz y de amor. Todos pueden y deben acercarse confiados a la misericordia y a la bondad de Dios.
 
ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Con sencillez y humildad de corazón, presentemos a Dios nuestras necesidades y las del mundo entero, diciendo:“Te rogamos, óyenos”

Por el Papa, los Obispos, Sacerdotes y Diáconos, para que sean auténticos servidores en la comunidad. Roguemos al Señor.
Te rogamos, óyenos

Por los empresarios y jefes de personal, para que traten a sus obreros y colaboradores con respeto, dignidad, rectitud y comprensión… Roguemos al Señor.
Te rogamos, óyenos 

Por todos los migrantes que han tenido que emigrar a otros países en busca de trabajo y de una mejor vida, para que nuestra Santísima Madre la virgen María los proteja y acompañe a todos y encuentren ayuda y acogida en los países de destino…Roguemos al Señor.
Te rogamos, óyenos

Por los que viven de apariencias, buscan los primeros puestos y el reconocimiento de los hombres: que descubran los valores esenciales y sean humildes de corazón…. Roguemos al Señor.
Te rogamos, óyenos

Por nosotros, los aquí presentes, para que ayudemos al prójimo renunciando a nuestro egoísmo y comodidad…Roguemos al Señor.
Te rogamos, óyenos 

Celebrante:
Te rogamos, Señor, que atiendas a tus hijos que te suplican y nos des a todos el poder participar un día del banquete de tu Reino.. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s