Moniciones XIX Domingo de Tiempo Ordinario – Ciclo C

MONICIONES DE ENTRADA
Muy buenas (tardes, noches, días):  [Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Sean todos bienvenidos a la celebración de la Eucaristía en este Decimonoveno Domingo del Tiempo Ordinario. La iglesia nos llama hoy a estar vigilantes en todo momento. Nuestra fe nos enseña a descubrir al Señor en los signos de los tiempos. Necesitamos crecer en la fe; en la búsqueda de las cosas del Señor.

Nos ponemos de pie por favor y con espíritu humilde y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a los servidores de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

 
MONICION PRIMERA LECTURA
Esta primera lectura es una llamada constante a la vigilancia y la fidelidad al Señor y a que tengamos esperanza.
 
MONICION SEGUNDA LECTURA
San Pablo en la carta a los Hebreos nos habla de la fe de Abrahám. La promesa se cumplió porque Abrahám confío totalmente en Dios. La fe es respuesta a Dios.
 
ORACION DE LOS FIELES
Celebrante: Oremos, hermanos, a nuestro Señor Jesucristo, para que, acordándose de su promesa, escuche la oración de los que nos hemos reunido en su nombre. Digamos: ¡ESCUCHA A TU PUEBLO, SEÑOR!
 
Por el Papa Francisco, los obispos, sacerdotes todos aquellos que proclaman al mundo el Pan de Vida, para no se cansen nunca de proclamar la eficacia de la Eucaristía….Roguemos al Señor…
¡ESCUCHA A TU PUEBLO, SEÑOR!

Por las comunidades que expulsan o reciben migrantes, para que sean capaces de descubrir en ellos el rostro de Cristo Peregrino…Roguemos al Señor…
¡ESCUCHA A TU PUEBLO, SEÑOR!

Por aquellos que sufren desesperación, por los que dudan ante el valor de la vida, para que se vean alimentados con la fuerza de Dios para enfrentar la dificultad del camino. Roguemos al Señor…
¡ESCUCHA A TU PUEBLO, SEÑOR! 

Por todos nosotros, para que nunca perdamos nuestra fe en Dios, sino que la acrecentemos cada día más. Roguemos al Señor.
¡ESCUCHA A TU PUEBLO, SEÑOR!

Por el éxito de nuestra celebración al Divino Salvador del Mundo, esperando que haya dado los frutos deseado no solo de recaudar fondos para el mantenimiento de nuestra Capellanía, sino también frutos de alegría, paz, hermandad y amor en nuestras comunidades. Roguemos al Señor.
¡ESCUCHA A TU PUEBLO, SEÑOR! 

Celebrante:
Escucha, Señor, nuestras oraciones y haz que los corazones de tus fieles se inflamen en la fe que impulsó a nuestro padre Abraham a vivir como extranjero en la tierra que le prometiste, y que también esperemos el regreso de tu Hijo, como el criado a quien el Señor encuentra en vela, en el momento de su llegada, para que podamos así ser acogidos por Cristo en el banquete eterno. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s