Moniciones – Miércoles de Ceniza Ciclo C

MONICIONES DE ENTRADA
Queridos hermanos, muy buenas (tardes, noches, días): [Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Bienvenidos hermanos y hermanas a la celebración de la Eucaristía. Hoy la Iglesia inicia el Tiempo de Cuaresma, tiempo de gracia y compasión. La cuaresma es una invitación: a renovar nuestro compromiso Bautismal por medio de la oración, una oración que sea más profunda, a una penitencia comprometida, individual y comunitaria, al amor en solidaridad con los más necesitados. La imposición de la ceniza es llama a convertirnos, a creer en el Evangelio, a caminar hacia la Pascua y acompañar a Cristo en su camino de Cruz y Victoria pascual.

Los invito para que se pongan de pie entonando el canto de entrada, para recibir con esperanza y alegría a los ministros de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA
El profeta Joel nos presenta la cercanía del día del Señor. De ahí la importancia del llamado a la conversión. La conversión no debe ser sólo externa. No hay que rasgar (romper) las vestiduras, sino el corazón. Es un moviendo de retorno al Dios Creador y Salvador por medio de la oración, el ayuno y los actos de penitencia.

MONICION SEGUNDA LECTURA
El Apóstol Pablo se nos presenta en esta lectura como embajador de Cristo. El de Cristo es la reconciliación. Cristo entregó su vida por los pecadores. No podemos despreciar ese don. “Déjense reconciliar con Dios”. También nos recuerda que “Ahora es el tiempo de gracia”.

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Oremos a Jesucristo que nos llama a la conversión y pidámosle su ayuda para vivir este tiempo de Cuaresma, camino hacia la Pascua, con un corazón sencillo y humilde. Digamos:
Te rogamos, óyenos.
 
Para que la Iglesia invite a todos los hombres a la reconciliación con Dios, y para que en su seno todos experimentemos el amor y la misericordia.Roguemos al Señor.
Te rogamos, óyenos.

Para que el Papa, los pastores y los ministros de la Iglesia, sean dispensadores generosos del perdón que viene de Dios... Roguemos al Señor.
Te rogamos, óyenos.

Para que el Señor renueve el corazón de todos los hombres del Tercer Milenio, y para que germinen en ellos sentimientos de paz, tolerancia, respeto y amor desinteresado. Roguemos al Señor.
Te rogamos, óyenos.

Por los que sufren hambre; para que nuestro ayuno de este día les procure el alimento necesario. Roguemos al Señor.
Te rogamos, óyenos
 
Por nosotros que hemos recibido la ceniza; para que tomemos en serio la oración, la limosna y el ayuno, comprendiendo su sentido, y no echemos en saco roto la gracia de Dios… Roguemos al Señor.
Te rogamos, óyenos.

Celebrante:
Señor Jesucristo, Tú que te hiciste miembro de nuestra raza para poder rescatarnos del pecado y de la muerte; acoge las súplicas que en nombre de tu pueblo te hemos dirigido, y haz que vivamos más unidos a Ti en este tiempo de gracia y salvación. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s