Moniciones – III Domingo de Cuaresma – Ciclo C

MONICIONES DE ENTRADA
Queridos hermanos, muy buenas (tardes, noches, días): [Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Hoy, tercer domingo de Cuaresma, es una muy buena ocasión para pensar en nuestra escala de valores. La conversión, antes de que sea demasiado tarde, es la respuesta adecuada a la paciencia de Dios. Así habremos asimilado la lección de la historia del pueblo de Israel, a quien Dios reveló su nombre y lo liberó de la esclavitud de Egipto por medio de Moisés.

Nos ponemos de pie por favor y con espíritu humilde y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a los ministros de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]
 
MONICION PRIMERA LECTURA
No preparamos ahora para escuchar un interesante pasaje, tomado el libro del Éxodo, el cual Dios se manifiesta a Moisés. Antes de recibir su misión, Moisés tiene una experiencia personal de encuentro con el misterio de Dios, simbolizado en la llamarada que no se consume..

MONICION SEGUNDA LECTURA
San Pablo, en su carta a los corintios, hace una relectura cristiana del Antiguo Testamento y les advierte del peligro de pensar que después de haberse convertido al cristianismo todo está ya hecho.

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Con humildad y espíritu agradecido, acerquémonos a Dios, que es compasivo y misericordioso, y supliquémosle que escuche los gemidos de su pueblo y manifieste su salvación. Digamos:
Sálvanos, Señor, y ten piedad.

Por la Iglesia, pueblo de Dios, que peregrina en la Cuaresma hacia la Pascua; para que sepa responder a la llamada de Dios en todo lo que sucede. Roguemos al Señor
Sálvanos, Señor, y ten piedad

Por las naciones del mundo: para que se reine la paz y cesen de una vez y por toda las guerras y el odio.. Roguemos al Señor.
Sálvanos, Señor, y ten piedad

Por todos los llamados, como Moisés, a ejercer cargos de responsabilidad al servicio de los demás; para que cumplan su gestión con la mayor generosidad de ánimo. Roguemos al Señor..
Sálvanos, Señor, y ten piedad

Para que Jesucristo crucificado dé sentido al dolor de los enfermos, los marginados y excluidos de la sociedad.. Roguemos al Señor.
Sálvanos, Señor, y ten piedad

Por los que estamos aquí presentes: para que aprovechemos las ocasiones que nos ofrece este tiempo: la Eucaristía diaria, las estaciones cuaresmales, las vigilias, los ayunos y las obras de caridad fraterna… Roguemos al Señor.
Sálvanos, Señor, y ten piedad

Celebrante:
Señor, Tú que ves, las necesidades de tu pueblo y conoces su deseo de salvación, escucha nuestras oraciones y manifiesta tu poder en cuanto con fe te hemos pedido.
Por Jesucristo nuestro Señor.
Amen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s