Moniciones – IV Domingo de Adviento CICLO C

MONICIONES DE ENTRADA

Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Bienvenidos hermanos y hermanas a la celebración de la Eucaristía en este Cuarto Domingo de Adviento. En la Liturgia de este día escucharemos los hechos que iniciaron nuestra salvación. Miqueas anuncia el nacimiento del Mesías salvador. La visitación de la Santísima Virgen María a su prima Isabel nuestra a Cristo ya presente en el mundo, quien vino al mundo para hacer la voluntad del padre.
Los invito para que se pongan de pie entonando el canto de entrada, para recibir con esperanza y alegría a los ministros de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA

En la primera lectura escucharemos el canto jubiloso del profeta Miqueas que anuncia la restauración de Jerusalén. El profeta ve a Jerusalén libre de su condenación. Escuchemos.

MONICION SEGUNDA LECTURA

La segunda lectura nos relata que el valor de los antiguos era purificador para quitar los pecados, pero no definitivo. El sacrificio de Cristo santifica aniquilando el pecado total. Esta salvación se confirma con su entrada en el santuario celeste, por la resurrección. Escuchemos.

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Hermanos, el Señor está cerca. Salgamos a su encuentro y proclamemos su grandeza, y pidamos al Padre que nos ayude a esperar su venida con el corazón en vela. Digamos con fe:
Escucha, Señor, nuestra oración.

Por el Santo Padre y todos los pastores y ministros de la Iglesia, para que, inspirados por el sí de María, vivan su vocación con alegría y se entreguen totalmente al servicio del evangelio. Oremos.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Por toda la iglesia; que viva en continua actitud de servicio y que en este año de la Misericordia, caminemos firmes en la peregrinación de la fe, llevando el la luz de Cristo donde más se necesita y pueda su Luz disipar las tinieblas del mundo, Oremos:
Escucha, Señor, nuestra oración.

Por todos nosotros aqui presentes, para que a ejemplo de María nuestras vidas sean siempre un sí a Dios. Oremos.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Por los enfermos y ancianos, especialmente los de nuestras familias y los de nuestras comunidades, para que su enfermedad sea oportunidad para crecer en la fe, esperanza y amor de Dios, Oremos.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Por todos los jóvenes de nuestra comunidad y parroquia, para que descubran cuál es la voluntad de Dios en sus vidas, Oremos.
Escucha, Señor, nuestra oración.


Escucha, Señor, nuestra oración.

Celebrante:
Aquí nos tienes, Señor, para hacer tu voluntad. Bendice nuestras vidas, acoge nuestras oraciones, y ayúdanos a preparar el camino a tu Hijo que viene a salvarnos. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s