Moniciones – III Domingo de Adviento CICLO C

MONICIONES DE ENTRADA

Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Bienvenidos hermanos y hermanas a la celebración de la Eucaristía en este Tercer Domingo de Adviento. El mundo va en busca de la alegría, pero no todos la alcanzan de igual manera. A muchas personas les resulta muy difícil creer que el cristianismo es fuente de alegría. La liturgia de hoy nos exhorta a estar alegres. Porque el Señor está cerca. Ya viene. Expresemos nuestra alegría cristiana celebrando con júbilo ésta eucaristía.
Los invito para que se pongan de pie entonando el canto de entrada, para recibir con esperanza y alegría a los ministros de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA

En la primera lectura escucharemos el canto jubiloso del profeta Sofonías, anuncia la restauración de Jerusalén. El profeta ve a Jerusalén libre de su condenación. Escuchemos.

MONICION SEGUNDA LECTURA

En la segunda lectura San Pablo recuerda a los filipenses, que el cristiano debe vivir la alegría de un mundo nuevo. La certeza de la venida del Señor debe quitarnos toda inquietud. Escuchemos.

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Demos gracias a Dios, que en Cristo ha cancelado la condena que pesaba sobre nosotros y sobre toda la humanidad, y digamos con alegría junto a todos los hombres:
Ven, Señor Jesús.

Para que la Iglesia proclame con su vida el gozo de saber ya cercano al Emmanuel, Dios con nosotros, que viene a salvarnos. Oremos al Señor.
Ven, Señor Jesús.

Para que el Santo Padre y todos los pastores y ministros de la Iglesia, estimulen a los fieles a esperar a Jesús, la paz viviente, para que encuentren en Él la plena felicidad, y en su nombre sean constructores de la concordia y la fraternidad. Oremos al Señor.
Ven, Señor Jesús.

Para que los gobiernos de las naciones procuren la superación de todo tipo de injusticia y discriminación a causa de raza, cultura, sexo o credo, y procuren eliminar positivamente el odio, el resentimiento y el espíritu de venganza, promoviendo el diálogo y la reconciliación.Oremos al Señor.
Ven, Señor Jesús.

Por nosotros aquí reunidos en esta celebración eucarística, para que vivamos nuestro cristianismo con alegría, no sólo en nuestro corazón, sino también en nuestros hogares y comunidad, Oremos al Señor.
Ven, Señor Jesús.

Por toda la iglesia; que hemos dado inicio al Jubileo Extraordinario de la Misericordia, pidamos que este sea el inicio de un caminar en la construcción de un mundo donde brille el amor y podamos ser un signo luminoso del advenimiento de Cristo al mundo, Oremos al Señor.
Ven, Señor Jesús.

Para que en este tiempo de adviento todos los hombres esperemos, alegre y activamente al Salvador; para que los pobres aguarden contra toda desesperanza su próxima liberación; y para que el Emmanuel sostenga a quienes con su entrega despiertan la ilusión y la alegría en el corazón de sus hermanos. Oremos al Señor.
Ven, Señor Jesús.

Celebrante:
Escúchanos, Señor, que confiamos en ti, agranda nuestra capacidad de entrega y amor para colaborar eficazmente en el anuncio de tu Evangelio, y para preparar los corazones a la conversión a Ti. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s