Moniciones XXXI Domingo Ordinario- Ciclo B

MONICIONES DE ENTRADA
Queridos hermanos, muy buenas (tardes, noches, días): [Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Queridos hermanos  bienvenidos  a la celebración de la Eucaristía en este Trigésimo Primer Domingo del tiempo ordinario . Hoy, 1ro de noviembre, nos hemos reunidos para celebrar la solemnidad de Todos los Santos. Con mucha alegría recordamos a todos aquellos hermanos y hermanas que nos han precedido en el camino de la fe y que ahora gozan de la plenitud de la vida con el Padre Celestial y con Jesús resucitado. Animados por el ejemplo de vida y la intercesión de todos los santos caminemos con la esperanza de conseguir nosotros también la santidad.

Los invito para que se pongan de pie y comencemos nuestra fe con el canto de entrada y  Abramos nuestros corazones a esta Sabiduría mientras cantamos para recibir a los servidores de esta Eucaristía y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]
 
MONICION PRIMERA LECTURA
Hoy en el texto evangélico escucharemos las bienaventuranzas, el programa de felicidad que nos propone el Maestro. En esta lectura contemplaremos la imagen del libro del Apocalipsis que describe la plenitud de los que han conseguido esa bienaventuranza para siempre.
 
MONICION SEGUNDA LECTURA
San Juan en su primera carta resume muy bien en qué consiste la esperanza cristiana: todos los bautizados somos ya, aquí y ahora, hijos de Dios, pero todavía con limitaciones, tenemos la esperanza de llegar a serlo un día en plenitud

ORACION DE LOS FIELES
Celebrante:
Es el vivo deseo del Papa Francisco que el pueblo cristiano reflexione durante el Jubileo sobre las obras de misericordia corporales y espirituales. Animados por el ejemplo de todos los santos, digamos juntos: Nos encomendamos a ti, Señor.

Por la Iglesia de Dios, para que sea la sal de la tierra y la luz del mundo, y dé testimonio de la vida nueva que nos viene por Cristo Jesús.  Oremos con fe.
Nos encomendamos a ti, Señor.

Padre, te pedimos por el Papa Francisco, Anímalo y dale fuerzas con tu Espíritu, para que unido a los obispos pastores de todas las iglesias diocesanas del mundo, guíe la vida de los cristianos por las huellas del camino de Jesús… Oremos con fe.
Nos encomendamos a ti, Señor.

Para que los gobernantes abran los ojos para mirar las miserias del mundo, las heridas de tantos hermanos y hermanas privados de la dignidad, y se sientan provocados a escuchar su grito de auxilio.
Nos encomendamos a ti, Señor.

María, ayúdanos a anunciar y dar testimonio de Cristo y del Evangelio en el lugar donde nos encontremos. Oremos con fe
Nos encomendamos a ti, Señor.

Oremos para que el Señor conceda a su Iglesia la alegría del don de las vocaciones al ministerio sacerdotal y a la vida consagrada a nuestra Iglesia Diocesana y universal. Oremos con fe.
Nos encomendamos a ti, Señor

Por el Jubileo de la Misericordia, que se iniciará el 8 de diciembre de 2015, Solemnidad de la Inmaculada Concepción; y culminará el 20 de noviembre de 2016, Solemnidad de Cristo Rey del Universo, cuyo lema está tomado del Evangelio según San Lucas: “Misericordiosos como el Padre” haga que, en el mundo, la Iglesia y nuestra comunidad sea el rostro visible de nuestro Señor, resucitado y glorioso. Oremos con fe
Nos encomendamos a ti, Señor.

Celebrante:
Sólo tú eres Santo, Señor, y de ti procede todo bien, por eso te pedimos que nos des la gracia para recordar las palabras de san Juan de la Cruz que dicen: «En el ocaso de nuestras vidas, seremos juzgados en el amor». Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s