Moniciones XXII Domingo del Tiempo Ordinario – CICLO B

MONICIONES DE ENTRADA

Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Bienvenidos hermanos y hermanas a la celebración de la Eucaristía en este vigésimo segundo domingo del Tiempo Ordinario. La primera lectura y el Evangelio valoran los mandatos del Señor como norma absoluta frente a cualquier tradición humana y como fuente de sabiduría e inteligencia. Esta celebración es una invitación a vivir nuestra fe.
Nos ponemos de pie por favor y comencemos nuestra fe con el canto de entrada y recibamos a los ministros de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA

En este discurso Moisés exhorta al pueblo al cumplimiento de la Ley. En esta obediencia, responsable y fiel, está la verdadera sabiduría. 

MONICION SEGUNDA LECTURA

La carta de Santiago es un conjunto de consejos prácticos. Nos dice que la Palabra de Dios requiere una aceptación práctica y vivida. La fe tiene que ser manifestada en obras de caridad, en amor y servicio a los demás.

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Sabiendo que nuestro Dios es un Dios cercano y fiel, oremos con confianza diciendo:
Padre, escúchanos

Por nuestro Santo Padre Francisco, los obispos y sacerdotes, para que el mundo entienda el plan de Dios para nosotros y sepamos seguir el camino correcto a pesar de las dificultades Roguemos al Señor.
Padre, escúchanos

Para que los gobernantes, los monarcas y los que tienen poder sobre las naciones y los organismos supranacionales procedan con justicia, honradez y rectitud. Roguemos al Señor.
Padre, escúchanos

Por la santa Iglesia, para que sea rica en frutos del Espíritu Santo, conserve siempre el gozo, la paz y el amor, y manifieste así al mundo la presencia de Cristo  . Roguemos al Señor
Padre, escúchanos

Para que a los enfermos, a los pobres y afligidos no les falte la ayuda y cercanía de quienes los ayuden. Roguemos al Señor
Padre, escúchanos

Para que todos los Matrimonios, en el amor mutuo y en la fidelidad constante, sean en nuestra sociedad fermento de paz y unidad.  Roguemos al Señor.
Padre, escúchanos

Oremos para que quienes han escuchado la llamada del Señor a la consagración religiosa o al ministerio sacerdotal no se desanimen ante las tentaciones que puedan surgir a causa de la propia debilidad o de las circunstancias que los rodean. Roguemos al Señor.
Padre, escúchanos

Celebrante:
Padre bueno, escucha las oraciones de tus hijos que te suplican, y ya que confían en tu amor, no dejes de bendecirlos con tu providencia. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s