Moniciones – Quinto Domingo de Cuaresma – Ciclo B

MONICIONES DE ENTRADA

Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Hermanos bienvenidos a nuestra celebracion en el Quinto Domingo de Cuaresma. A tan sólo siete días de la Semana Santa, los cristianos nos encontramos cara a cara con el misterio de la cruz. Como el grano de trigo, la muerte de Cristo será el principio de la vida. La Eucaristía nos da la fortaleza que necesitamos para morir al pecado y a nosotros mismos.
Nos ponemos de pie por favor y con espíritu humilde y con mucha alegría entonemos el canto de entrada para recibir a los ministros de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre[….]

MONICION PRIMERA LECTURA

En esta lectura el profeta Jeremías resume toda la experiencia de su vida íntima y toda la enseñanza de la historia. Dios promete a su pueblo una nueva alianza escrita en el mismo corazón del hombre. La ley de su vida será su propia conciencia.

MONICION SEGUNDA LECTURA

La segunda lectura, tomada de la carta a los hebreos, el autor subraya la condición humana de Cristo. Aunque Él es Sacerdote, el Mediador de la Nueva Alianza, Él se sometió a la voluntad de Dios hasta padecer y morir.

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Presentamos nuestras intenciones al único que puede salvarnos de la angustia y de la muerte eterna, y pidámosle que mire con amor a su pueblo que le suplica. Digamos:
Escucha Señor, nuestra oración.

Por la Iglesia, nuevo pueblo de Dios: para que sea fermento de un mundo mejor y transmita esperanza a todos. Roguemos al Señor.
Escucha Señor, nuestra oración.

Por todos los cristianos: para que en estos días de Cuaresma expresemos nuestra sincera conversión en el sacramento de la reconciliación. Roguemos al Señor.
Escucha Señor, nuestra oración.

Por todos los hombres y mujeres: que en Jesús, que dio su vida por amor, encuentren consuelo, esperanza y fortaleza. Roguemos al Señor.
Escucha Señor, nuestra oración.

Por los que dan la vida, e incluso la pierden, por amor a los demás: para que sean, como Cristo, el grano de trigo que cae en la tierra para dar mucho fruto. Roguemos al Señor.
Escucha Señor, nuestra oración.

Por todos nosotros: que la celebración de nuestra fe avive nuestro deseo de ver a Jesús y gozar eternamente de su presencia.Roguemos al Señor.
Escucha Señor, nuestra oración.

Celebrante:
Escucha, Padre, nuestras oraciones, crea en nosotros un corazón puro, renuévanos por la fuerza de la cruz de Cristo, y haz que Él nos transforme en testigos de tu amor. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.

Moniciones – Cuarto Domingo de Cuaresma – Ciclo B

MONICIONES DE ENTRADA

Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Hermanos bienvenidos a nuestra celebracion en el Cuarto Domingo de Cuaresma. Nos estamos acercando a la gran fiesta de la Pascua, y por eso la Iglesia reflexiona en el gran amor que Dios nos tiene. El amó al mundo hasta el extremo de entregar a su Hijo Único, con el fin que todos nos salváramos.
Nos ponemos de pie por favor y con espíritu humilde y con mucha alegría entonemos el canto de entrada para recibir a los ministros de esta celebración eucarística y a nuestro sacerdote celebrante, Padre[….]

MONICION PRIMERA LECTURA

La primera lectura está tomada del segundo libro de las Crónicas, este libro fue escrito después del destierro de los judíos. Los israelitas habían sido infieles a Dios y a su alianza y no había escuchado a los profetas. Por eso perdieron su templo y su patria y se convirtieron en esclavos. Pero Dios es misericordioso; y después de 70 años regresaron a Israel y construyeron un templo símbolo de la presencia de Dios./span>

MONICION SEGUNDA LECTURA

San Pablo nos habla sobre nuestra salvación. El amor de Dios es tan grande que por él estamos vivos con Cristo y muertos al pecado. Esta fe es un don de Dios. Nuestra respuesta debe ser de conversión muy profunda.

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Oremos a Dios, que es rico en misericordia, y que en Jesucristo nos ha llamado a obrar según la ley del amor. Digámosle:
Salva a tu pueblo, Señor.

Por la Iglesia, especialmente, nuestra comunidad parroquial, en su avance por el desierto de la Cuaresma hacia la luz de la Pascua. Roguemos al Señor.
Salva a tu pueblo, Señor.

Por nuestra juventud: para que descubra y responda a su misión en la Iglesia con una entrega radical, un espíritu sin fronteras y un corazón nuevo. Roguemos al Señor.
Salva a tu pueblo, Señor.

Seguimos orando insistentemente al Señor, para que cesen las guerras, el odio y la violencia y reine la PAZ en el mundo entero. Roguemos al Señor
Salva a tu pueblo, Señor.

Por los que se están preparando para recibir el Sacramento del Bautismo, sus padres y padrinos, para que sean fortalecidos diariamente y puedan cumplir sus compromisos bautismales. Roguemos al Señor.
Salva a tu pueblo, Señor.

Para que Jesús, que quiso darse en alimento a sus amigos, ayude a los que hoy celebramos esta Eucaristía a ser ofrenda generosa para los que tienen hambre de amor y esperanza. Roguemos al Señor.
Salva a tu pueblo, Señor.

Por cada uno de nosotros, Para que nuestro Mesías Salvador, que quiso acoger en su cuerpo todas las dolencias de la humanidad, las reciba hoy, las sane, las santifique, y haga brotar en los corazones de todos sentimientos de bondad y solidaridad. Roguemos al Señor.
Salva a tu pueblo, Señor.

Celebrante:
Señor Dios, que tanto amas al mundo que nos diste a tu Hijo para que nos salvara de la muerte y del pecado, escucha las súplicas que en nombre de todos los hombres te hemos presentado, y haz que un día gocemos de tu luz y de tu verdad. Por Jesucristo nuestro Señor..
Amén.

Moniciones – Tercer Domingo de Cuaresma – Ciclo B

MONICIONES DE ENTRADA

Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Hermanos bienvenidos al Tercer Domingo de Cuaresma. Hoy es una muy buena ocasión para pensar en nuestra escala de valores. Las lecturas nos hablan de los diez mandamientos, la sabiduría de la cruz, el templo con sus sacrificios externos y el nuevo templo de Cristo resucitado.
Por favor pongamos de pie y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA

La liberación de la esclavitud egipcia y el pacto con Dios en Sinaí, hacen de Israel el pueblo escogido. En su nuevo estado recibieron ellos una nueva ley, el Decálogo, que tiene sentido de respuesta, reconocimiento y acción de gracias por la gran intervención salvífica de Dios.

MONICION SEGUNDA LECTURA

Un tema muy espacial para san Pablo es el misterio de la cruz de Cristo en su muerte y en su resurrección. Para los cristianos comprometidos la cruz es fuerza y sabiduría salvadora para el mundo.

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Al Señor nuestro Dios, que quiere liberarnos de cuanto nos esclaviza e impide ir a Él, supliquemos con confianza diciendo:
Padre, escúchanos.

Por toda la Iglesia: para que cada día sea un signo más claro de reconciliación, de servicio fraterno y de culto en espíritu y verdad. Roguemos al Señor.
Padre, escúchanos.

Para que, anunciando la Palabra del Señor, los cristianos nos comprometamos en la transformación de nuestra sociedad.. Roguemos al Señor.
Padre, escúchanos.

Por las naciones del mundo: para que se reine la paz y cesen de una vez y por toda las guerras y el odio. Roguemos al Señor.
Padre, escúchanos.

Para que cuantos viven angustiados por el peso del pecado, descubran que Jesús tiene palabras de vida eterna y que los quiere salvar. Roguemos al Señor.
Padre, escúchanos.

Para que Jesucristo crucificado dé sentido al dolor de los enfermos, los marginados y excluidos de la sociedad. Roguemos al Señor.
Padre, escúchanos.

Por los que estamos aquí presentes: para que aprovechemos las ocasiones que nos ofrece este tiempo: la Eucaristía diaria, las estaciones cuaresmales, las vigilias, los ayunos y las obras de caridad fraterna. Roguemos al Señor.
Padre, escúchanos.

Celebrante:
Acepta, Señor, nuestras oraciones y danos tu gracia para construir con ilusión la civilización del amor y el reino de la paz. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.

Moniciones – Segundo Domingo de Cuaresma – Ciclo B

MONICIONES DE ENTRADA

Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Hermanos bienvenidos al Segundo Domingo de Cuaresma. En este dia el Evangelio nos narra el relato de la Transfiguración del Señor.
La Transfiguración de Cristo nos enseña que tenemos que seguirle por el camino de la cruz, si queremos llegar con él a la gloria de la resurrección.
Por favor pongamos de pie y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA

La primera lectura, tomada del libro del Génesis, nos presenta a Abrahán, Padre de los creyentes. Dios le probó hasta lo último pidiéndole a su único hijo, Isaac. La fe y la obediencia de Abrahán le hicieron merecedor de las bendiciones del Señor.

MONICION SEGUNDA LECTURA

En la segunda lectura tomada de la carta a los romanos, San Pablo canta en un himno triunfal nuestra esperanza en la salvación que Dios Padre nos da por su Hijo Jesucristo. El Padre ha entregado a su propio Hijo y por su Muerte y Resurrección viene a nosotros toda gracia.

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Oremos a Dios Padre, de quien proviene todo bien, y convencidos de que su providencia guía nuestros pasos, digámosle con fe:
Escúchanos Señor, esperamos en ti.

Por la Iglesia para que con la ayuda del Espíritu Santo viva su conversión y, así, contagie esta vuelta a Dios a todo el mundo. Roguemos al Señor.
Escúchanos Señor, esperamos en ti.

Por los que han sido ungidos por el Señor y sirven a su pueblo: que escuchen la Palabra de Dios, la hagan vida y la prediquen con fidelidad y convicción. Roguemos al Señor.
Escúchanos Señor, esperamos en ti.

Por los enfermos, los que necesitados, los inmigrantes, los que sufren en estos instantes de la vida, para que encuentren una mano atenta a sus necesidades. Roguemos al Señor.
Escúchanos Señor, esperamos en ti.

Por los matrimonios, para que vivan estos días de Cuaresma insertos en la corriente de Amor y conversión que vive la Iglesia buscando la conversión al Evangelio. Roguemos al Señor.
Escúchanos Señor, esperamos en ti.

Por todos los que en otros años vivieron con nosotros este tiempo santo de la Cuaresma y ya partieron a la casa de Padre, para que disfruten ya de su Gloria Eterna intercediendo por nosotros. Roguemos al Señor.
Escúchanos Señor, esperamos en ti.

Por las familias para que siguiendo el ejemplo de Cristo vivan desde la humildad y el servicio en la caridad su presencia en el hogar.. Roguemos al Señor.
Escúchanos Señor, esperamos en ti.

Celebrante:
Te bendecimos, Padre, porque Cristo en su transfiguración, mostró a sus discipulos el resplandor de su divinidad, como un anticipo y testimonio del camino de la resurrección.
Alienta nuestra esperanza y fortalece nuestra fe, para que siempre que te invoquemos tengamos la certeza de que Tú nos escuchas. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.

Moniciones – Primer Domingo de Cuaresma – Ciclo B

MONICIONES DE ENTRADA

Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Bienvenidos Hermanos a nuestra celebracion del Primer Domingo de Cuaresma, tiempo de gracia en el que se nos invita a la conversion y a creer en el Evangelio.
Hoy las lecturas nos dan dos grandes temas de Cuaresma para nuestra meditación: el bautismo y la conversión. Como en el día de Noé, Dios hizo con Noé una alianza y también con nosotros. Él siempre es fiel a su palabra y nosotros los bautizados, fortalecidos por la Eucaristía, recibimos la gracia para responder luchando contra la tentacion y el poder del mal.
Por favor pongamos de pie y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA

La primera lectura, tomada del libro del Génesis, refiere la alianza de Dios con Noé después del diluvio. Este compromiso de Dios con el ser humano existe todavía porque Dios quiere la salvación de todo el mundo.

MONICION SEGUNDA LECTURA

En la segunda lectura, San Pedro nos descubre que el diluvio, en el tiempo de Noé, fue la prefiguración del bautismo cristiano. El bautismo, sacramento del agua, es eficaz por la muerte de Cristo que murió y resucitó por nuestros pecados.

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Recordemos a Dios y la alianza con su pueblo e invoquemos su misericordia en este tiempo de conversión y penitencia y digamos con fe:
Te rogamos Señor, óyenos

Por la Iglesia, empujada, como Cristo, por el Espíritu, al desierto de la Cuaresma: para que se vea fortalecida en la lucha contra las fuerzas del mal. Roguemos al Señor.
Te rogamos Señor, óyenos

Por el Papa Francisco, nuestro Obispo Dennis, y y cuantos sirven al Evangelio desde el gobierno pastoral: que manifiesten la misericordia que triunfa sobre el juicio, y hagan creíble el mensaje del Evangelio en nuestra sociedad. Roguemos al Señor.
Te rogamos Señor, óyenos

Por todos los cristianos: para que, iluminados por la Sagrada Escritura y fortalecidos con el pan de vida, hagamos de la Cuaresma un tiempo de penitencia y conversión. Roguemos al Señor.
Te rogamos Señor, óyenos

Por los jóvenes: que el Señor suscite en ellos el deseo de seguirlo con radicalidad, sin egoísmos ni mediocridad. Roguemos al Señor.
Te rogamos Señor, óyenos

Por los que celebramos a Jesucristo, nuestra víctima pascual: que imitando su entrega llevemos el Evangelio a los que no lo conocen. Roguemos al Señor.
Te rogamos Señor, óyenos

Para que cesen las guerras, se termine con la violencia y el terrorismo y todos en el mundo podamos gozar de la armonía de la creación y de la fraternidad verdadera. Roguemos al Señor.
Te rogamos Señor, óyenos

Celebrante:
Oh Dios, ya que has mostrado tu poder y tu fidelidad liberando a Noé de las aguas, compadécete de tu pueblo, y escucha las oraciones que con fe te hemos dirigido. Por Jesucristo nuestro Señor.. Amen
Amén.

Moniciones – Miércoles de Ceniza – Ciclo B

MONICIONES DE ENTRADA

Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Hermanos en Cristo, hoy la Iglesia comienza el gran tiempo de gracia: CUARESMA. El tiempo de Cuaresma nos invita a renovar nuestro compromiso bautismal por medio de la oración más profunda, penitencia individual y social, ayuno y arrepentimiento por nuestros pecados. Tiempo que nos prepara para la gran fiesta: la Pascua.
Por favor pongamos de pie y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA

En la primera lectura que escucharemos hoy, el profeta Joel nos hace una intensa llamada a la conversión. Es un movimiento de retorno al Dios creador y Salvador por medio de la oración, el ayuno y los actos de penitencia.

MONICION SEGUNDA LECTURA

En el siguiente texto, San Pablo nos ofrece algunos pensamientos muy profundos. Cristo no cometió pecado, pero por nosotros cargó con todos los pecados de la humanidad y nos invita a la reconciliación: “Déjense iluminar por Dios”.

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Oremos a Jesucristo que nos llama a la conversión y pidámosle su ayuda para vivir este tiempo de Cuaresma, camino hacia la Pascua, con un corazón sencillo y humilde. Digamos con fe:
Padre muéstranos tu amor

Para que el rito de la ceniza, que inaugura el camino cuaresmal, nos recuerde a todos que formamos parte de la Iglesia, santa, pero siempre necesitada de penitencia. Roguemos al Señor.
Padre muéstranos tu amor

Para que los enfermos y los que sufren se sientan, más que nunca, en el centro de la comunidad que ora y lucha contra el mal, y se encamine en la esperanza hacia la victoria pascual. Roguemos al Señor.
Padre muéstranos tu amor

Para que los discípulos del Señor, iluminados por la Sagrada Escritura, purificados por el sacramento del perdón y fortalecidos con el pan de vida, den testimonio de que el reino de Dios es alegría y paz en el Espíritu. Roguemos al Señor.
Padre muéstranos tu amor

Para que durante el camino de cuaresma, el Señor renueve el corazón de todos los hombres y permita que germinen en ellos sentimientos de paz, tolerancia, respeto y amor desinteresado. Roguemos al Señor.
Padre muéstranos tu amor

Para que la generosidad, la oración sincera y el ayuno de los cristianos, alcance a los más necesitados la ayuda y el consuelo que necesitan. Roguemos al Señor.
Padre muéstranos tu amor

Para que cesen las guerras, se termine con la violencia y el terrorismo y todos en el mundo podamos gozar de la armonía de la creación y de la fraternidad verdadera. Roguemos al Señor.
Padre muéstranos tu amor

Celebrante:
Señor Jesucristo, Tú que te hiciste miembro de nuestra raza para poder rescatarnos del pecado y de la muerte; acoge las súplicas que en nombre de tu pueblo te hemos dirigido, y haz que vivamos más unidos a Ti en este tiempo de gracia y salvación. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.. Amen
Amén.

Monciones – Sexto Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo B

MONICIONES DE ENTRADA

Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Hermanos bienvenidos al Sexto Domingo del tiempo Ordinario. La Iglesia siempre cercana a todos los seres humanos, trae hoy ante el altar a los que nosotros descartamos; a esos que no les hacemos sitio en nuestros encuentros, a esos a los que se les impide levantar la voz para que no reclamen justicia. La lógica de Jesús es diferente y hoy nos cuestiona si hacemos las cosas buscando nuestro bien, o buscando el bien de los hermanos.
Por favor pongamos de pie y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA

El libro del Levítico del que es nuestra primera lectura, nos muestra la terrible ordenación jurídica y religiosa sobre los leprosos. Ni siquiera podían vestir con decoro. La venida de Cristo cambiará radicalmente esa Ley tan dura.

MONICION SEGUNDA LECTURA

La lección de San Pablo, en el breve fragmento que escucharemos de la primera carta a los fieles de Corinto, es singular. Y dice que todo lo que hay en el mundo es bueno y sirve para dar gracias a Dios. Somos nosotros los que distinguimos absurdamente viendo cosas malas donde solo hay buenas.

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Hermanos, acudamos a Dios que nos anuncia su Evangelio de paz y libertad, y, haciendo nuestras las necesidades de todos los hombres digamos con fe:
Si quieres, puedes limpiarnos, Señor.

Por el Papa, los obispos y sacerdotes, para que, al igual que Pablo, lo hagan todo para Gloria de Dios. Roguemos al Señor.
Si quieres, puedes limpiarnos, Señor.

Por los gobernantes y los que les rodean, para que vean en Jesucristo al único que puede limpiar nuestras faltas.. Roguemos al Señor.
Si quieres, puedes limpiarnos, Señor.

Por todas aquellos que se han alejado de la Iglesia, para que encuentren en Jesucristo esa agua eterna y en nuestras comunidades un lugar donde reina la paz, la justicia y el amor. Roguemos al Señor.
Si quieres, puedes limpiarnos, Señor.

Para que los cónyugues que se han separado encuentren acogida y apoyo en la comunidad cristiana. Roguemos al Señor.
Si quieres, puedes limpiarnos, Señor.

Para que a los enfermos que son marginados y juzgados, no les falte ayuda, y para que encuentren en sus hermanos la cercanía de Dios que los ama como son. Roguemos al Señor.
Si quieres, puedes limpiarnos, Señor.

Somos una Iglesia que anuncia y celebra. Una comunidad que sale al encuentro de su Maestro. Pidamos por nuestro Plan Pastoral, para que todos nos sintamos con el compromiso de llevarlo adelante y participemos con todas nuestras fuerzas y talentos. Roguemos al Señor.
Si quieres, puedes limpiarnos, Señor.

Celebrante:
Gracias, Padre, por tender tu mano poderosa sobre nuestras enfermedades y miserias; recibe cuanto con humildad te hemos suplicado y haz que, como el leproso del Evangelio, proclamemos todo el bien que viene de Ti. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

Moniciones – Quinto Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo B

MONICIONES DE ENTRADA

Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Hermanos bienvenidos al Quinto Domingo del tiempo Ordinario. Con su poder divino Jesús vence el mal que trata de dominarnos de muchas maneras: físicas y espirituales, como veremos en el caso de Job y en los numerosos enfermos que cura Cristo.
Por favor pongamos de pie y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA

La lectura del libro de Job lamenta la lucha del día a día y el aparente vacío de la vida. ¿Por qué hay sufrimientos? Escuchemos cómo Job nos explica su situación, semejante al dolor de muchos seres humanos de todas partes.

MONICION SEGUNDA LECTURA

Para San Pablo evangelizar es un deber porque el Evangelio no le ha sido dado para que lo guarde, sino para los demás. El Apóstol nos da su testimonio personal.

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Hermanos, acudamos a Dios que nos anuncia su Evangelio de paz y libertad, y, haciendo nuestras las necesidades de todos los hombres digamos con fe:
Te rogamos, Señor, óyenos.

Por la santa Iglesia, extendida por todo el mundo: para que continúe siempre el trabajo de Jesús alentando a los enfermos y consolando a los afligidos. Roguemos al Señor.
Te rogamos, Señor, óyenos.

Por nuestra comunidad de habla hispana y por todos los cristianos, para que cultivando nuestra vida interior y viviendo en amistad con Jesucristo, sepamos dar sentido evangélico a nuestro cotidiano vivir. Roguemos al Señor.
Te rogamos, Señor, óyenos.

Por nuestros gobernantes: para que la justicia social sea su programa de acción y trabajen para que la humanidad pueda vivir con dignidad. Roguemos al Señor.
Te rogamos, Señor, óyenos.

Por los jóvenes de esta comunidad y de nuestra parroquia: para que presten atención al Señor que los llama a seguirle en la vida religiosa y sacerdotal. Roguemos al Señor.
Te rogamos, Señor, óyenos.

Para que los encarcelados, en especial los jóvenes, tengan la posibilidad de reconstruir una vida nueva… Roguemos al Señor.
Te rogamos, Señor, óyenos.

Somos una comunidad que se deja interpelar por el mensaje de su Maestro. Pidamos por nuestro Plan Pastoral, para que pueda ser llevado a plenitud con la participación de todos nosotros. Roguemos al Señor.
Te rogamos, Señor, óyenos.

Celebrante:
Padre y Señor nuestro, que enviaste a Jesucristo para aliviar a los que sufren y para anunciar tu salvación, escucha nuestras oraciones, y haz que nos dejemos sanar por su Palabra y su presencia. Por el mismo Jesucristo, nuestro Señor. Amen
Amén.

Moniciones – Cuarto Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo B

MONICIONES DE ENTRADA

Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Hermanos bienvenidos al Cuarto Domingo del tiempo Ordinario. Desde el antiguo testamento existia la promesa de un mediador entre Dios y los hombres y todos sabemos que Jesús es el Enviado de Dios; sus enseñanzas tienen el sostén de la autoridad, el amor y la verdad. Obedezcamos la Palabra de Dios a la vez que celebramos esta liturgia dominical.
Por favor pongamos de pie y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA

La primera lectura de hoy tomada del libro del Deuteronomio, nos explica que el profeta es el mensajero de la Palabra de Dios. Es un mediador entre Dios y su pueblo. Moisés fue el gran profeta hasta la venida de Cristo, como leeremos en el Evangelio.

MONICION SEGUNDA LECTURA

El Apóstol Pablo, en su carta a los corintios, continúa hablando sobre la virginidad con referencia a la vocación religiosa. Según él, la virginidad es un don de Dios, un carisma dado por motivos apostólicos. Pongan atención a este importante mensaje..

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Hermanos, oremos a Dios que nos permite escuchar su Palabra en su Iglesia, y, sabiendo que ella es nuestra fuerza, digamos con fe:
Escuchanos, Señor.

Para que la Iglesia hable siempre en nombre de Dios, y los hombres no endurezcamos el corazón para acoger la Palabra de Dios. Roguemos al Señor.
Escuchanos, Señor.

Para que quienes pertenecen a tradiciones religiosas diversas y todos los hombres de buena voluntad colaboren en la promocion de la paz. Roguemos al Señor.
Escuchanos, Señor.

Para que, cuantos viven atormentados por el peso del pecado, la droga, el alcohol o la falta de fe, Jesús se les haga presente con su misericordia y amor salvador. Roguemos al Señor.
Escuchanos, Señor.

Por un aumento en las vocaciones a la vida religiosa y sacerdotal; para que tengamos buenos misioneros que lleven la Buena Nueva a los más pobres. Roguemos al Señor.
Escuchanos, Señor.

Paraque en este año dedicado a la vida consagrada, los religiosos y las religiosas redescubran la alegria de seguir a Cristo y se dediquen con celo al servicio de los pobres . Roguemos al Señor.
Escuchanos, Señor.

Somos Una Iglesia que escucha  y contempla. Una comunidad que navega mar adentro. Pidamos por nuestro Capellán y sacerdotes, para que puedan llevar adelante el Plan Pastoral de nuestra Capellania con la ayuda y apoyo de toda la comunidad.. Roguemos al Señor.
Escuchanos, Señor.

Celebrante:
Oh Dios, tu Palabra siempre es eficaz y salvadora, escucha nuestros ruegos y haz que ella se grabe en nuestros corazones y transforme nuestras vidas a semejanza de la tuya. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amen
Amén.

Lecturas – Primer Domingo de Cuaresma – Ciclo B

Primera Lectura
Lectura del libro del Génesis (9, 8-15)

En aquellos días, dijo Dios a Noé y a sus hijos: “Ahora establezco una alianza con ustedes y con sus descendientes, con todos los animales que los acompañaron, aves, ganados y fieras, con todos los que salieron del arca, con todo ser viviente sobre la tierra. Esta es la alianza que establezco con ustedes: No volveré a exterminar la vida con el diluvio ni habrá otro diluvio que destruya la tierra”.
Y añadió: “Esta es la señal de la alianza perpetua que yo establezco con ustedes y con todo ser viviente que esté con ustedes. Pondré mi arco iris en el cielo como señal de mi alianza con la tierra, y cuando yo cubra de nubes la tierra, aparecerá el arco iris y me acordaré de mi alianza con ustedes y con todo ser viviente. No volverán las aguas del diluvio a destruir la vida”.

Palabra de Dios.
Te alabamos, Señor.

Salmo Responsorial Salmo 24

Descúbrenos, Señor, tus caminos.

Descúbrenos, Señor, tus caminos,
guíanos con la verdad de tu doctrina.
Tú eres nuestro Dios y salvador
y tenemos en ti nuestra esperanza.


Descúbrenos, Señor, tus caminos.

Acuérdate, Señor,
que son eternos tu amor y tu ternura.
Según ese amor y esa ternura,
acuérdate de nosotros.


Descúbrenos, Señor, tus caminos.

Porque el Señor es recto y bondadoso,
indica a los pecadores el sendero,
guía por la senda recta a los humildes
y descubre a los pobres sus caminos.


Descúbrenos, Señor, tus caminos.

Segunda Lectura
Lectura de la primera carta del apóstol san Pedro (3, 18-22)

Hermanos: Cristo murió, una sola vez y para siempre, por los pecados de los hombres; él, el justo, por nosotros, los injustos, para llevarnos a Dios; murió en su cuerpo y resucitó glorificado. En esta ocasión, fue a proclamar su mensaje a los espíritus encarcelados, que habían sido rebeldes en los tiempos de Noé, cuando la paciencia de Dios aguardaba, mientras se construía el arca, en la que unos pocos, ocho personas, se salvaron flotando sobre el agua. Aquella agua era figura del bautismo, que ahora los salva a ustedes y que no consiste en quitar la inmundicia corporal, sino en el compromiso de vivir con una buena conciencia ante Dios, por la resurrección de Cristo Jesús, Señor nuestro, que subió al cielo y está a la derecha de Dios, a quien están sometidos los ángeles, las potestades y las virtudes.
Palabra de Dios.
Te alabamos, Señor.

Aclamación antes del Evangelio

Honor y gloria a ti, Señor Jesús.
No sólo de pan vive el hombre, sino también de toda palabra que sale de la boca de Dios.
Honor y gloria a ti, Señor Jesús.

Evangelio †
Lectura del santo Evangelio según san Marcos (1, 12-15)

Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, el Espíritu impulsó a Jesús a retirarse al desierto, donde permaneció cuarenta días y fue tentado por Satanás. Vivió allí entre animales salvajes, y los ángeles le servían.
Después de que, arrestaron a Juan el Bautista, Jesús se fue a Galilea para predicar el Evangelio de Dios y decía: “Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya está cerca. Arrepiéntanse y crean en el Evangelio”.

Palabra del Señor.
Gloria a ti, Señor Jesús.