Moniciones – Tecer Domingo de Adviento – Ciclo B

MONICIONES DE ENTRADA

Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Hermanos en Cristo bienvenidos a nuestra celebracion eucaristica, la alegría penetra la liturgia de este tercer domingo de Adviento. Nos acercamos a la Navidad y esta cercanía nos lleva a meditar más profundamente en la venida final de Cristo. Nosotros también, al igual que Juan Bautista, hemos sido llamados a predicar el camino del Señor; a preparar nuestros corazones para su llegada en esta liturgia y todas las veces que diariamente viene a nuestra vida.
Por favor pongamos de pie y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA

El profeta Isaías, lleno del poder del Espíritu Santo, es enviado a predicar la Buena Nueva a los pobres. Las opresiones terminan, el consuelo inunda los corazones angustiados, comienza una etapa de perdón, de salvación y alegría en el Señor.

MONICION SEGUNDA LECTURA

Escribiendo a sus colaboradores en Tesalónica y también a nosotros, el Apóstol Pablo nos anima a la alegría, a la oración y a la acción de gracias. Nos exhorta también a ser irreprochables en todo momento hasta la última venida del Señor.

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Con espíritu agradecido y con sencillez de corazón, oremos a Dios que nos anuncia la paz, y nos da la esperanza. Digamos unidos a toda la Iglesia:
Escucha, Señor, nuestra oración.

Por la Iglesia para que el Señor con su visita le conceda la unidad y libertad y la gobierne con su asistencia. Roguemos al Señor.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Por nuestras familias para que crezcan en paciencia, comprensión, diálogo y amor. Roguemos al Señor.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Por los difuntos, especialmente los de nuestra familia y comunidad para que Dios los reciba en su reino de Luz y de Paz. Roguemos al Señor
Escucha, Señor, nuestra oración.

Por todos nosotros los que participamos de esta Eucaristía, para que nuestra vida sea un gran testimonio de la presencia de Cristo entre nosotros. Roguemos al Señor.
Escucha, Señor, nuestra oración.

Para que todos los hombres reconozcamos, en Jesús, al Mesías que nos trae la paz, y allanemos sus caminos en los corazones másendurecidos, con nuestra oración constante y con nuestra entrega generosa. Roguemos al Señor
Escucha, Señor, nuestra oración.

Celebrante:
Bendito seas, Padre, porque constituiste a Cristo resucitado como Señor y Rey de la creación, como juez de vivos y muertos. Reina en los corazones, restaura en ellos tu imagen, y devuélvenos la alegría de vivir en gracia trabajando por ser todos un solo rebaño guiado por Jesucristo, como único Pastor. Que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amén.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s