Moniciones – Vigésimo Noveno Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo A

MONICIONES DE ENTRADA

Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Bienvenidos a nuestra celebración del Vigesimo Noveno Domingo del Tiempo Ordinario. Las lecturas de hoy nos hablan de que no podemos separar nuestra condición de cristiano de nuestra condición de ciudadanos, pero tampoco debemos confundirlas. Solamente dando al César lo que es del César y a Dios lo que pertenece a Dios es posible celebrar la Eucaristía, sacramento de unidad.
Esta semana concluye el Sinodo de la familia en Roma, ofrezcamos esta Eucaristia para que de los frutos esperados y que con la guia del Espiritu las familias encuentren el amparo y fortaleza para ser fieles a su mision
Por favor pongamos de pie y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA

El rey pagano Ciro es visto por el profeta Isaías como un instrumento de Dios a favor del pueblo de Israel, hasta el punto de llamarlo “el Ungido”. El profeta remarca que Dios salva a Israel por medio de un rey extranjero.

MONICION SEGUNDA LECTURA

En la primera carta a los Tesalonicenses. El Apóstol Pablo le escribe a una de las comunidades que él había fundado. Pablo los anima en la labor de hacer progresar el Evangelio, tarea que también nos atañe hoy a nosotros.

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Invoquemos ahora a Dios nuestro Padre, suplicándole por las necesidades de toda la humanidad, rogándole que, por su bondad, se acuerde de nosotros con misericordia. Respondemos a cada peticion:
Escúchanos, Padre.

Por la Iglesia, comunidad de creyentes en Cristo; para que, procurando su libertad e independencia de todo poder político y económico, sea signo de la justa libertad que Dios quiere para todos. Roguemos al Señor.
Escúchanos, Padre.

Por los que sufren por cualquier causa, víctimas del odio, de la incomprensión. Roguemos al Señor.
Escúchanos, Padre.

Por todos los pueblos; para que no caigan en la fácil tentación de tributar al César el honor debido sólo a Dios. Roguemos al Señor.
Escúchanos, Padre.

Por los gobernantes de todas las naciones; para que reconozcan y respeten la misión de la Iglesia de anunciar el Evangelio. Roguemos al Señor.
Escúchanos, Padre.

Por el Ministerio de los misioneros par que sean dignos de aceptación, y que sus colegas y los creyentes les apoyen. Roguemos al Señor.
Escúchanos, Padre.

Para que el Sínodo de la familia que concluye esta semana en Roma, de los frutos esperados y que con la guia del Espiritu las familias encuentren el amparo y fortaleza para ser fieles a su mision.Roguemos al Señor.
Escúchanos, Padre.

Celebrante:
Dios Padre, creemos que tu hijo amado ha resucitado y vive en el mundo, hoy como ayer. Concédenos el don de la fe para que nos entreguemos a la fascinante tarea de amarte y construir tu reino. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

COMUNION:

Hermanos, acerquemos a comulgar con devoción. La Iglesia nos invita a que hagamos una genuflexión o a inclinar nuestra cabeza antes de recibir el Sagrado Cuerpo de Cristo mostrando así nuestro respeto y adoración por la presencia viva de Cristo en la Sagrada hostia.
Al recibir la comunión, podemos hacerlo directamente en la boca o coloquemos la mano izquierda sobre la derecha y consumamos inmediatamente la sagrada hostia delante del ministro o del sacerdote.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s