Moniciones – Vigesimo Tercer Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo A

MONICIONES DE ENTRADA

Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Bienvenidos hermanos a nuestra casa de oración en este Vigèsimo Tercer Domingo del Tiempo Ordinario.
Juntos formamos el pueblo de Dios aquí congregado para alabar a Dios y escuchar el mensaje de salvación. La Palabra de Dios nos invita hoy a sentirnos iglesia y a unir nuestras voces para orar al Padre de Jesucristo.
Por favor pongamos de pie y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA

El profeta es el que habla de parte de Dios, el que proclama el anuncio de Dios. El profeta es el bautizado que se siente responsable de la salvación de su hermano. Lo nuestro no es salvar a nadie, sólo Dios salva. Lo nuestro es señalar el camino que lleva a la vida.

MONICION SEGUNDA LECTURA

SanPablo nos recuerda a todos los cristianos la actitud positiva, la palabra mágica, la raíz de la vida: el amor. El que ama no hace daño, no debe nada a nadie. El que ama es Dios.

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Reafirmando nuestra fe en Jesús, el Cristo, el Mesías, el Hijo de Dios vivo, pidamos a Dios padre que aumenta nuestra fe. Oremos con confianza diciendo:
Escuchanos Padre.

Oremos por la Iglesia para que sea lugar de perdón y de reconciliación. Roguemos al Señor
Escuchanos Padre.

Oremos por los gobernantes de las naciones para que busquen la paz y el entendimiento entre todos los pueblos. Roguemos al Señor.
Escuchanos Padre.

Oremos por los que sufren la violencia en sus casas, en las cárceles, por los pobres y por los abandonados para que encuentren nuestra ayuda y la paz de Dios. Roguemos al Señor.
Escuchanos Padre.

Oremos por nuestra comunidad parroquial para que aprendamos a perdonar y a corregir nuestros errores. Roguemos al Señor.
Escuchanos Padre.

Oremos por todos los niños para que su paso por la escuela sea un tiempo de amistad y de sana convivencia. Roguemos al Señor
Escuchanos Padre.

Celebrante:
Dios Padre, creemos que tu hijo amado ha resucitado y vive en el mundo, hoy como ayer. Concédenos el don de la fe para que nos entreguemos a la fascinante tarea de amarte y construir tu reino. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

COMUNION:

Hermanos, acerquemos a comulgar con devoción. La Iglesia nos invita a que hagamos una genuflexión o a inclinar nuestra cabeza antes de recibir el Sagrado Cuerpo de Cristo mostrando así nuestro respeto y adoración por la presencia viva de Cristo en la Sagrada hostia.
Al recibir la comunión, podemos hacerlo directamente en la boca o coloquemos la mano izquierda sobre la derecha y consumamos inmediatamente la sagrada hostia delante del ministro o del sacerdote.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s