Moniciones – Vigesimo Sèptimo Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo A

MONICIONES DE ENTRADA

Queridos hermanos, muy buenas (tardes , noches, días):
[Este es el mejor momento para que apaguemos nuestros teléfonos celulares.]

Bienvenidos a nuestra celebración del Vigesimo Sèptimo Domingo del Tiempo Ordinario. La invitación es a estar atentos porque llega el Señor para ver cómo anda nuestro trabajo.
Hoy da inicio el Sinodo de la familia a celebrarse en Roma a del 5 al 21 de Octubre. Ofrezcamo esta santa Misa orando por que la gracia del espiritu se derrame sobre nuestros pastores congregados junto a nuestro Papa Francisco I y reciban la sabiduria para encontrar respuestas a los retos pastorales que enfrentan las familias en esta época.
Por favor pongamos de pie y con mucha alegría entonando el canto de entrada recibamos a nuestro sacerdote celebrante, Padre [….]

MONICION PRIMERA LECTURA

Nosotros somos la viña del Señor. Somos su plantación elegida. A nosotros nos juzga, hoy, el dueño de la viña, Dios. Aceptemos nuestra responsabilidad y respondamos con amor al amor con que Dios nos cuida.

MONICION SEGUNDA LECTURA

San Pablo invita a esta comunidad a recurrir a Dios siempre, a presentarle nuestra oración y nuestra acción de gracias. Acudamos también a él en nuestras dificultades y en nuestras tentaciones.

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante:
Animados por la fuerza del Espíritu Santo, dirijamos nuestras súplicas y necesidades a Dios, nuestro Padre, por medio de su Hijo y por intercesión de María. A cada petición diremos:
Confiamos en tu Misericordia, Señor.

Por la Iglesia, el Papa, los obispos y sacerdotes para que den buen ejemplo con su vida al pueblo de Dios. Oremos.
Confiamos en tu Misericordia, Señor.

Pidamos por nuestros Obispos y participantes en el Sínodo de la familia congregados a partir de hoy en Roma, para que el espíritu de Dios este presente entre ellos y les de la sabiduria para encontrar respuestas a los retos pastorales que enfrentan las familias en esta época. Oremos.
Confiamos en tu Misericordia, Señor.

Por los gobernantes para que busquen la paz y la justicia para todos. Oremos.
Confiamos en tu Misericordia, Señor.

Para que escuchemos dócilmente la voz de los profetas –la voz del mismo Cristo–, y no se endurezca nuestro corazón. Oremos.
Confiamos en tu Misericordia, Señor.

Por los niños y jóvenes para que con nuestra ayuda y ejemplo se sientan parte de la Iglesia. Oremos.
Confiamos en tu Misericordia, Señor.

Celebrante:
Dios Padre, creemos que tu hijo amado ha resucitado y vive en el mundo, hoy como ayer. Concédenos el don de la fe para que nos entreguemos a la fascinante tarea de amarte y construir tu reino y que en la viña de tu Iglesia podamos ofrecerte frutos maduros de humanidad, fraternidad, solidaridad, justicia y paz. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

COMUNION:

Hermanos, acerquemos a comulgar con devoción. La Iglesia nos invita a que hagamos una genuflexión o a inclinar nuestra cabeza antes de recibir el Sagrado Cuerpo de Cristo mostrando así nuestro respeto y adoración por la presencia viva de Cristo en la Sagrada hostia.
Al recibir la comunión, podemos hacerlo directamente en la boca o coloquemos la mano izquierda sobre la derecha y consumamos inmediatamente la sagrada hostia delante del ministro o del sacerdote.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s